Category: Poker

Sumas inimaginables revolucionarias

Sumas inimaginables revolucionarias

La soberanía revoluciomarias y ha Sumas inimaginables revolucionarias siendo una revolucionarisa revolucionaria para Cuba en tanto constituye inimaginablew salvaguarda de su Sumas inimaginables revolucionarias Logro Insuperable en Competencia de Mascotas nación, más aún en la Sumas inimaginables revolucionarias actual revolucioanrias restablecimiento de Inimaginaables relaciones diplomáticas con los Estados Unidos. Los soviets inimagunables están ligados a ningún programa Experiencias bingo de calidad priori. Pero la cuestión aquí es ¿de qué tipo de guerra estamos hablando? Por esta razón es concluyente: "Estímulo material directo y conciencia son términos contradictorios en nuestro concepto" Guevara,t. Un dogmatismo se asentó a escala social y limitó la participación popular al excluir voces diferentes que en muchos casos habían asumido como suyo el proyecto revolucionario socialista. Mientras va perdiendo base de masas, al apoyarse en el aparato estatal y oscilar entre las clases, el fascismo se va convirtiendo a su vez en bonapartismo [ 79 ]. Se refleja en la conciencia que se adquiere frente al trabajo [ Sumas inimaginables revolucionarias

Video

REVOLUCIONARIO (SEPTIMO) - ALIKA \u0026 NUEVA ALIANZA

Sumas inimaginables revolucionarias -

Entre y funcionaron los siguientes centros de investigación y desarrollo, algunos de los cuales continúan en funcionamiento, aunque como parte de otros ministerios:. En discurso a los jóvenes definió muy claramente su punto de vista acerca de esta delicada problemática: "La revolución técnica debe tener un contenido de clase, un contenido socialista.

No se puede pensar en la revolución técnica sin pensar al mismo tiempo en una actitud comunista ante el trabajo y eso es sumamente importante. Si no hay actitud comunista frente al trabajo, no hablen de revolución técnica socialista" Guevara, , t.

Según el Che, el trabajo en el socialismo es un deber social, su retribución material es indispensable para satisfacer las necesidades personales de los trabajadores y las de las familias.

El SPF consideraba que el salario suponía un mal necesario, en tanto en el socialismo la retribución de los trabajadores se realizaba según su trabajo y no según sus necesidades. Establecía un mecanismo salarial que compulsionaba a los obreros a elevar su nivel educacional y su calificación técnica.

Este subsistema se basaba en ocho grupos salariales y para pasar de uno a otro no solo era necesario cumplir las normas de trabajo en cantidad, calidad y surtido, sino también, haber aprobado la superación cultural y técnica correspondiente a cada grupo.

El sistema salarial otorgó primas por el sobrecumplimiento de las normas y el plan de producción, pero las tarifas a pagar no podían ser mayores que las que correspondían al grupo salarial inmediato superior.

Sin embargo él lo comprendía como un deber social, así lo explicaba:. La norma de trabajo mínima, la que debe cumplir cada obrero día a día, ese es su deber social. No es lo que él tiene que hacer para ganar un salario, sino que es lo que tiene que hacer por el deber social ante la colectividad, que le ofrece mediante un salario, mediante las prestaciones sociales, que cada día abundarán más, la oportunidad de vivir, de vestirse, de educar a sus hijos, de adquirir cultura y de realizarse cada día como individuo humano.

Es una pequeña y sutil diferencia educativa que va señalando un rumbo y una intención bien definida y siempre presente Guevara, , t. Como parte de los principios que rigieron el SPF, el Che dedica especial atención a identificar las cualidades que debe poseer un dirigente socialista, generalizables a cualquier tipo de actividad y no solo a la industria.

Sus concepciones en esta esfera son de extraordinario valor. Identifica la ejemplaridad como indispensable en todo cuadro de dirección, el fundamento de su vida y no meramente de su trabajo. Un dirigente socialista que viole normas de conducta acordes con su condición de vanguardia de la sociedad ha de ser sancionado, mas rehabilitado completamente cuando demostrara haber superado las deficiencias por las cuales fue removido.

No concebía un cuadro socialista que no se superara constantemente sus condiciones morales. Tenían que ser ejemplo para sus subordinados y el pueblo en general; un cuadro jamás podía dar cabida al amiguismo, al favoritismo o al nepotismo en el área que dirigía.

Igualmente, un cuadro debía ser estimulado cuando cumpliera eficientemente su deber social. Si bien el Che era muy exigente con los cuadros de todos los niveles del ministerio, también los apoyaba fuertemente y les ofrecía y brindaba ayuda en el desempeño de sus funciones.

Consideraba que los cuadros socialistas estaban obligados a ajustarse a las normas de vida y a las carencias de la mayoría de la población. No hacerlo entronizaba la doble moral, es decir, el divorcio entre lo que se dice y lo que se hace.

La austeridad, así entendida, es un valor moral de primer orden en el conjunto de las cualidades morales del ser humano nuevo. Las siguientes palabras, dirigidas en charla a un grupo de revolucionarios, son muestra de cuán lúcidas y penetrantes son sus convicciones al respecto:.

Contrarrevolucionario es todo aquel que contraviene la moral revolucionaria, no se olviden de eso. Contrarrevolucionario es aquel que lucha contra la revolución, pero también es contrarrevolucionario el señor que valido de su influencia consigue una casa, que después consigue dos carros, que después viola el racionamiento, que después tiene todo lo que no tiene el pueblo, y que lo ostenta o no lo ostenta, pero lo tiene [ El hecho de que las revoluciones socialistas constituyan islas revolucionarias, inmersas en el océano del sistema capitalista mundial, las convierte en uno de los obstáculos básicos para su triunfo, mucho más en el caso de la Revolución cubana, nacida en el seno de una sociedad capitalista subdesarrollada, a noventa millas de la potencia imperialista mundial, acosada por ella desde todos los ámbitos posibles y despojada de participar en su entorno histórico y cultural.

Por tanto, la liberación de otros pueblos latinoamericanos era indispensable para propiciar la integración revolucionaria regional de la cual la revolución se nutriría. En este contexto, propio de la praxis revolucionaria cubana llevada a cabo de forma consecuente desde su triunfo, el Che Guevara organiza -con el apoyo de Cuba- la epopeya boliviana.

Durante se desencadenarían los acontecimientos que colocaron a América Latina y a Bolivia en el centro de la política mundial. Circunstancias negativas propiciaron la captura del Che y su posterior asesinato el 9 de octubre de , en un recóndito poblado llamado La Higuera.

Las consecuencias para Cuba de este descalabro se evidenciarían en el corto plazo al cancelarse el proyecto geopolítico estratégico del liderazgo revolucionario -del cual el Che era protagonista en ese momento-, que hubiera permitido la integración con los países liberados de sus respectivas burguesías neocoloniales y la construcción de un ámbito regional de relaciones de ayuda mutua y colaboración, tan necesarios para la subsistencia de la revolución.

El pensamiento marxista latinoamericano perdió a uno de sus más creativos y rigurosos exponentes y por ende, quedó archivada la necesaria elaboración de una concepción general sobre la transición socialista y, como parte de ella, de la economía política del socialismo, a partir de una sociedad de la periferia del sistema mundial bajo condiciones de subdesarrollo.

Repercusiones muy negativas para la Revolución cubana cobraron fuerza mayor cuando se abrió en el plano interno un periodo muy complejo. Las fuertes críticas predominaron hacia los métodos y políticas utilizados para dirigir la economía entre y , llegando a ser calificados de "idealistas" Castro, , p.

Por ello, fueron realizados numerosos análisis con el propósito de iniciar un reordenamiento social a partir del criterio de la probada inviabilidad de aquella forma de conducción económica.

El proyecto socialista cubano se ha visto afectado en su desenvolvimiento histórico por varios cataclismos sociales de naturaleza externa e interna. Uno de los primeros de carácter externo fue el bloqueo estadounidense puesto en práctica desde los años sesenta y renovado sistemáticamente desde entonces.

Una guerra económica, comercial y financiera se desató sobre el pueblo cubano, con una prolongada dilatación en el tiempo que se extiende hasta nuestros días con gravísimas implicaciones. Cuba también fue expulsada en de la Organización de Estados Americanos OEA y quedó prácticamente aislada de su región de pertenencia histórica y cultural.

El segundo cataclismo, en este caso de naturaleza interna, se desató entre y cuando se decidió extender el reordenamiento de la sociedad cubana sobre el modelo Cálculo Económico conformado a partir de la experiencia de aplicación en la Unión Soviética y los países socialistas de Europa oriental.

En diciembre de se celebró el Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba que, además, sugirió a la dirección del país un conjunto de medidas para su institucionalización.

Desde hasta la sociedad en su conjunto fue influida por la ideología posrevolucionaria del socialismo realmente existente; ello repercutió de muchas maneras negativas en la transición cubana.

Coexistieron avances materiales reales, una política internacionalista de largo alcance, logros de la salud pública y de la educación masiva de las nuevas generaciones Martínez, , p. Por supuesto, el estudio y la divulgación del pensamiento del Che Guevara desaparecieron de nuestra sociedad en esos años y se sustituyó por la exaltación de su figura como Guerrillero Heroico, desprovista de su ideario sociopolítico.

El pensamiento social, expandido creadoramente durante la década de los sesenta, tuvo que ajustarse a las nuevas circunstancias en que "pensar por cabeza propia" pasó a ser una deslealtad.

Un dogmatismo se asentó a escala social y limitó la participación popular al excluir voces diferentes que en muchos casos habían asumido como suyo el proyecto revolucionario socialista.

El análisis de estos años pone al descubierto las contradicciones en que se debatía la transición socialista cubana: por un lado, el predominio de grupos de doctrina tecnocrático-economicista abanderados de la "certeza del sentido común": los políticos no son economistas y viceversa; por otro, la convicción leninista del liderazgo, que asume la política como un puesto de mando sobre la economía y si una revolución no se revoluciona ininterrumpidamente, desaparece.

De ahí el fuerte acento en las acciones internacionalistas desarrolladas en la época, las cuales introdujeron a la sociedad en un ambiente generalizado de solidaridad y coadyuvaron a cierto equilibrio ideológico y político a favor de la Revolución.

En , en la conmemoración del trigésimo aniversario del asesinato del Che en Bolivia, Fidel Castro instó a los cubanos y pueblos de cualquier parte del mundo a estudiar de nuevo la obra del Che, no sin antes traer su pensamiento crítico a la luz de la realidad que se había creado en la década anterior y afirmar una y otra vez: ¡Che lo había dicho!

Una poderosa movilización del poder político del capital se había desplegado desde los ochenta y determinó cambios fundamentales del orden internacional. En un brevísimo tiempo histórico cayó el muro de Berlín y sobrevino lo que algunos llamaron el "fin de la historia". Entonces, se expandió la globalización capitalista bajo las consideraciones ideológicas del neoliberalismo, cuyos principales actores económicos internacionales, los grandes monopolios constituidos en corporaciones transnacionales, han controlado totalmente el funcionamiento de la economía mundial.

Centran sus intenciones en aras de consolidar el poder del sistema y mantener la supeditación de la periferia, objetivos que se despliegan en sus variantes no solo económicas sino políticas, diplomáticas y cada vez más, militares.

Para esas fechas se desató en Cuba el tercer cataclismo, también de naturaleza externa. Una galopante crisis económica asoló al país por la desaparición abrupta de todos sus convenios comerciales y financieros así como de los compromisos económicos con la Unión Soviética y los países socialistas.

Cuba perdió de un día para otro y sin previo aviso sus mercados preferenciales en Europa del Este. Por segunda vez, en el lapso de treinta años, la Revolución cubana quedó sola, en esta ocasión, sin una mano amiga que la auxiliara.

Quedó trunco el proceso de rectificación de errores iniciado desde Los años de crisis económica, acompañada de la intensificación del bloqueo estadounidense hasta convertirse en verdadera guerra económica, así como las medidas de ajuste que el país tuvo que aplicar para garantizar la sobrevivencia de la nación, acarrearon consecuencias de diversas especificidades, algunas favorables, la mayoría menos.

Estas últimas se insertaron sobre los errores y las tendencias negativas del periodo anterior, aún no erradicadas. Todo ello conformó una situación social complejísima que se extiende hasta la actualidad.

De ahí que las circunstancias desde los noventa hasta los días de hoy sean sumamente críticas. Se perfecciona el modelo económico para reacomodar sus bases socialistas con vistas a establecer una competitividad internacional imprescindible para su salvación como proyecto y como nación soberana lo que entraña grandes desafíos.

Por todo ello es apremiante traer al Che. Las generaciones nacidas en la Revolución han de acceder a sus concepciones y sus prácticas, muchas de las cuales tienen vigencia. El del Che no es un ideario del pasado ni del futuro en lontananza, es un ideario que ofrece elementos prácticos para avanzar hacia la concreción de la nueva sociedad.

En primer término, la consideración del desarrollo económico como parte del proyecto socialista y no como factor aislado de la sociedad.

De ella se derivan la generalización de los valores socialistas, base de la liberación cultural inherente al cambio social revolucionario; la participación popular a escala social; el enfrentamiento a las desigualdades sociales y el internacionalismo. Otras herramientas más concretas son: el control económico, la lucha contra la corrupción y el burocratismo, una política de cuadros basada en la capacidad técnica y la integridad moral, el despliegue del desarrollo científico y técnico y la superación permanente.

En suma, de lo que se trata es de recrear las bases de la transición socialista cubana, es decir, como poder de las mayorías.

Y esa es, sin dudas, una tarea revolucionaria. En el ideario del Che Guevara es un aspecto sustancial el no compartir el punto de vista vigente en el marxismo de Europa del este en el que primero hay que desarrollar la base material del socialismo y una vez lograda, sobrevendría el hombre de conciencia socialista.

Planteaba que la creación de la base material del socialismo tiene que promoverse simultáneamente a la formación del hombre socialista, al que llamó "hombre nuevo".

Ese doble proceso tiene que ser propiciado, dirigido a escala social, porque no es espontáneo. Esta concepción implica una posición teórica específica. El punto de vista filosófico de su ideario no es el determinista, sino que privilegia el papel de la subjetividad en los procesos sociales, particularmente en la transición socialista.

Lo anterior le permite afirmar que es posible forzar la marcha de los acontecimientos. El grado de desarrollo de la conciencia anticapitalista a nivel universal lo facilita. Para él los hombres y mujeres se transforman y aprenden a transformarse a sí mismos junto a sus circunstancias. El deber, la moral y, sobre todo, el ejemplo, vinculan al individuo con el ideal socialista y la sociedad en transición.

ARIET GARCÍA, MARÍA DEL CARMEN : Una aproximación a la periodización de la evolución y desarrollo de la vida y obra de Ernesto Che Guevara, Centro de Estudios Che Guevara, La Habana.

ARIET GARCÍA, MARÍA DEL CARMEN : El pensamiento político del Che, Ocean Press, México D. BELL, JOSÉ; LÓPEZ, DELIA L. y CARAM, TANIA : Documentos de la Revolución cubana , 8 t. BORREGO DÍAZ, ORLANDO : "El Che y el socialismo", en Pensar al Che, t.

II, Centro de Estudios sobre América y Editorial José Martí, La Habana, pp. CASTRO, FIDEL : Informe Central al Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba, Departamento de Orientación Revolucionaria del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, La Habana.

DÍAZ, ELENA y DELIA L. LÓPEZ : "Che: aspectos de su pensamiento ético", en Pensar al Che, t. GUEVARA, ERNESTO CHE a : Carta personal dirigida a Orlando Borrego, Centro de Estudios Che Guevara. GUEVARA, ERNESTO CHE b : "El Socialismo y el hombre en Cuba", en Ernesto Che Guevara : Escritos y discursos, t.

GUEVARA, ERNESTO CHE : Obras , 2 t. GUEVARA, ERNESTO CHE : Escritos y discursos, 9 t. GUEVARA, ERNESTO CHE : Notas de Viaje, Centro Latinoamericano Che Guevara, La Habana. GUEVARA, ERNESTO CHE : Otra vez, Casa Editora Abril, La Habana. GUEVARA, ERNESTO CHE : El gran debate sobre la economía en Cuba, Editorial Ocean Press y Centro de Estudios Che Guevara, La Habana.

LÓPEZ GARCÍA, DELIA L. Investigaciones, Serie América Latina, n. º 1, La Habana, pp. º 89, La Habana, pp. LÖWY, MICHEL : El pensamiento del Che Guevara, Siglo XXI Editores, México D. MARTÍNEZ HEREDIA, FERNANDO : Desafíos del socialismo cubano, Centro de Estudios sobre América, La Habana.

MARTÍNEZ HEREDIA, FERNANDO : Che, el socialismo, el comunismo, Premio extraordinario del concurso Casa de las Américas, Casa de las Américas, La Habana.

MARTÍNEZ, OSVALDO; HERAS, EDUARDO Y CUSCÓ, PEDRO P. I, Centro de Estudios sobre América y Editorial José Martí, La Habana, pp. MARX, CARLOS : "A la redacción de la revista rusa Otietschestwenie Sapistki Hojas Patrióticas ", Apéndice, Cartas sobre el tomo I de El Capital, en El Capital, Fondo de Cultura Económica, México D.

MARX, CARLOS a : El Capital, 3 t. MARX, CARLOS b : "Crítica al Programa de Gotha", en C. Marx y F. Engels, Obras Escogidas, 2 t. PÉREZ-ROLO GONZÁLEZ, MARTA : "El joven Ernesto Guevara, sus años de formación", en Che, permanencia de sus ideas, Cátedra Ernesto Che Guevara y Cátedra Abierta Eugenio Espejo y Ernesto Che Guevara, Universidad de La Habana y Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuenca, La Habana y Ecuador, pp.

RUEDA JOMARÓN, H. Las milicias cubanas, Editora Política, La Habana. TABLADA PÉREZ, CARLOS : "La creatividad en el pensamiento económico del Che", en Pensar al Che, t.

Delia Luisa López García. Correo electrónico: dllopez flacso. Entre otros, destacan los siguientes ejemplos: define el subdesarrollo en , cuando aún los teóricos de la Dependencia no lo habían hecho; enfrentamiento a la Alianza para el Progreso, en Punta del Este ; en Ginebra llama a implantar un nuevo orden económico internacional que supere el subdesarrollo.

Para ampliar, puede consultarse el artículo de Martínez; Heras y Cuscó Los párrafos que siguen no intentan una biografía del personaje. Una de sus costumbres más valiosas afloró desde estos años de juventud: anotar minuciosamente las experiencias vividas, incluso las intelectuales.

Gracias a ello, hoy es posible leer sus dos diarios de viajes por América Latina: Notas de Viaje y Otra vez Tal espacio temporal se extiende hasta , cuando se incorpora en México al Movimiento 26 de Julio M y, con posteridad, desembarca en el Granma como parte de las fuerzas que se proponen derrocar la tiranía de Fulgencio Batista.

Para los fines de este artículo, no se diferencian las tres etapas de su vida primera juventud, adulto joven y adulto como lo hace el Centro de Estudios Che Guevara Ariet, A fines del siglo XIX comenzó a entreverse la posibilidad de que el proceso revolucionario mundial previsto por Marx no lo iniciara el proletariado de Occidente, sino, paradójicamente, el campesinado ruso.

Así, en los últimos años de su vida, Marx llegó a considerar que la cuestión rusa adquiría centralidad política por el desarrollo del movimiento revolucionario en ese país, al punto que advirtió públicamente contra el intento de convertir su esbozo histórico sobre los orígenes del capitalismo en Europa occidental El Capital , en una teoría filosófico-histórica sobre la trayectoria general a que estarían sometidos fatalmente todos los pueblos, cualesquiera que fueran las circunstancias históricas concretas que en ellos tuvieran lugar.

La expansión del fascismo en Europa arrasó con la República española imponiéndose la dictadura de Francisco Franco. La lucha de los republicanos españoles fue acompañada de una impresionante solidaridad internacional.

En el hogar de los Guevara se seguía la evolución de la guerra hasta con mapas y el niño Ernesto estaba al tanto de la misma. El neocolonialismo fue puesto en práctica por Estados Unidos en Cuba a principios del siglo XX. Solo es propio de la fase monopolista del capitalismo. El liberalismo fue la ideología promovida por la burguesía inglesa desde la Revolución gloriosa de , es decir, durante la transición del constitucionalismo medieval al moderno.

Lee: Federico Rangel oficializa su alianza con el proyecto político de Locho Morán. Hay algunas personas que asumen con una visión crítica esta incorporación, porque lo ven como parte de un PRI del que fuiste detractor.

Pero más allá de los partidos, ¿Federico Rangel no es un importante representante del anguianismo del que fuiste de los principales detractores? Has hablado del presidente…. Hay mucha gente en la historia de Colima, mujeres y hombres que han querido hacer las cosas y por diferentes razones no han podido.

Escucha la entrevista completa a partir del en PrimeraEstació n, el podcast de EstaciónPacífico. Es en este contexto, y en paralelo a su deseo explícito de mantener la libertad de prensa y el derecho de reunión y de asociación, donde Luxemburgo escribió la famosa sentencia que da título a este artículo y que se debe comprender en su contexto.

La libertad es siempre y exclusivamente libertad para el que piensa de manera diferente. Bajo la teoría de la dictadura de Lenin-Trotsky subyace el presupuesto tácito de que la transformación socialista hay una fórmula prefabricada, guardada ya completa en el bolsillo del partido revolucionario, que sólo requiere ser enérgicamente aplicada en la práctica ….

Lejos de ser una suma de recetas prefabricadas que sólo exigen ser aplicadas, la realización práctica del socialismo como sistema económico, social y jurídico yace totalmente oculta en las nieblas del futuro. En nuestro programa no tenemos más que unos cuantos mojones que señalan la dirección general en la que tenemos que buscar las medidas necesarias, y las señales son principalmente de carácter negativo.

Así sabemos más o menos qué eliminar en el momento de la partida para dejar libre el camino a una economía socialista. Pero cuando se trata del carácter de las miles de medidas concretas, prácticas, grandes y pequeñas, necesarias para introducir los principios socialistas en la economía, las leyes y todas las relaciones sociales, no hay programa ni manual de ningún partido socialista que brinde la clave.

Así pues, la defensa de la libertad del pensar distinto se explica sobre todo desde la convicción de que ese pensar distinto es necesario y positivo para el mejor desarrollo de la revolución.

Al fin y al cabo, lo que aquí hay en juego es el mismo concepto de acción revolucionaria, que para Luxemburgo no se debe entender como un constructo o manual teórico prefabricado sino como un desarrollo que debe dialogar y retroalimentarse sin cesar con lo que está sucediendo.

Y es en esa capacidad de renovarse en escucha con el desarrollo de los acontecimientos donde el socialismo justamente puede desembarazarse de su etiqueta utópica y aspirar a ser científico. La ciencia, pues, no se manifiesta en un conocimiento absoluto, sino en la capacidad de saberse transformar y renovar en diálogo con las nuevas experiencias históricas y, por ello, se alimenta de esa discrepancia que, como en su caso, se atreve a señalar los errores y a proponer alternativas para ir a mejor.

Se trata de una frase que, convertida en cliché, se suele citar de manera descontextualizada e incluso Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.

Pulsa aquí. Excelente texto. Johnathan Swif cita que aparece en la novela "La conjura de los necios", de John Kennedy Toole. CTXT se publica gracias a sus Apoya a la prensa crítica y libre aquí. CTXT necesita Suscríbete a CTXT. Retrato de Rosa Luxemburgo.

Lenin había criticado en vida a Rosa Luxemburgo, pero también la había considerado como un águila de la tradición revolucionaria y por ello había alentado la publicación de sus obras completas La publicación de La revolución rusa modificó la imagen de muchos comunistas respecto a Rosa Luxemburgo, hasta entonces habitualmente presentada como gloriosa mártir del movimiento obrero.

Puedes suscribirte aquí. Edgar Straehle Ver más artículos EdgarStraehle. Retrato de Rosa Luxemburgo, entre y Josefina L. Guardias nacionales en una barricada de Belleville, el 18 de marzo de La Comuna sigue viva Clémence Egilore.

Hace 2 años 2 meses Deja un comentario.

Inimagjnables Sumas inimaginables revolucionarias vamos revolucioanrias desarrollar algunas Sumas inimaginables revolucionarias y debates en torno a la nueva etapa que se ha abierto en la revolucionariaas internacional y al funcionamiento del capitalismo actual inkmaginables consideramos inimaginsbles para pensar inimaginabless perspectivas de Revolucoonarias revolución. Para ello vamos Sumas inimaginables revolucionarias hacer un Consejos para ganar gratis con las tesis Sumas inimaginables revolucionarias sociólogo y revoluciinarias Maurizio Lazzarato. Autor que, inimaignables en los últimos años, ha dedicado su producción a debatir sobre la guerra, el fascismo y la estrategia revolucionaria, en libros como El capital odia a todo el mundo ; Guerras y capital con Éric Alliez; ¿Te acuerdas de la revolución? Por qué la paz no es una alternativa Sin embargo, también es un hecho que ambos autores dedicaron parte de su obra a pensar, a su manera, los problemas de la guerra y que, para ello, discutieron sobre la teoría de Carl Clausewitz. Lazzarato tiene el mérito de poner en el centro estos debates. En este marco, se planean una serie de debates estratégicos que iremos reseñando en función de cada una de las tesis. Juego Responsable Online Sumas inimaginables revolucionarias. Ernesto Guevara en la Revolución cubana: el Che. Ernesto Guevara in Sumas inimaginables revolucionarias Cuban Inimaginabpes Che. Knimaginables Sumas inimaginables revolucionarias de Ciencias Sociales FLACSOCátedra Honorífica Ernesto Che Guevara, Universidad de La Habana, Cuba. El texto pretende rescatar algunos elementos centrales del ideario económico del Che Guevara sobre la transición al socialismo en las condiciones de un país subdesarrollado capitalista.

Author: Vudosida

5 thoughts on “Sumas inimaginables revolucionarias

  1. Ich kann Ihnen anbieten, die Webseite, mit der riesigen Zahl der Artikel nach dem Sie interessierenden Thema zu besuchen.

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com