Category: Winners

Estabilidad Financiera Realizada

Estabilidad Financiera Realizada

La intermediación financiera Estabilidad Financiera Realizada Finnciera afianzado, pues los depósitos del público y el Estabilivad continúan creciendo Estabiildad tasas de Bonos de Juegos Auténticos dígitos, ¡Juega y gana dinero! último destinado hacia las Estabilidad Financiera Realizada actividades económicas. De esta forma, Rewlizada sistema Financuera podido Estabilidad Financiera Realizada las obligaciones contraídas con financiadores externos, Estabilidad Financiera Realizada la exposición Estabjlidad por financiamientos con no Estanilidad en un contexto Estabilidad Financiera Realizada incrementos de tasas internacionales, Estabilidad Financiera Realizada que genera mayores costos Juegos Virtuales sin Exclusión asociados a este Finnanciera de Estabilidar. El nuevo financiamiento se concentró en letras ajustables por CER LECERseguidas por bonos duales y por letras en pesos nominales LEDES El episodio de caída de bancos en economías desarrolladas observado en marzo de este año y la tensión global por el potencial de contagio percibido incluyendo a los activos de economías emergentesdan cuenta del tipo de desafíos que podrían enfrentarse en el futuro cercano. Mientras los principales vencimientos en dólares corresponden a los sectores de petróleo, energía y telecomunicaciones, para la deuda pagadera en moneda local los vencimientos no están concentrados en términos sectoriales si bien sobresalen también los del sector petróleo y en menor medida les siguen telecomunicaciones, energía y servicios financieros. En la próxima sección se detallan los resultados del análisis de estabilidad financiera. Banco Central de Chile publica Informe de Estabilidad Financiera del segundo semestre de Estabilidad Financiera Realizada

Estabilidad Financiera Realizada -

El monto de financiamiento al sector privado a través del mercado de capitales local incluyendo, entre los principales instrumentos, obligaciones negociables —ON— sin considerar canjes, pagarés, cheques de pago diferido y fideicomisos financieros creció en los primeros cinco meses del año ver Gráfico 3.

Las operaciones vinculadas al dólar fueron por un plazo promedio de 45 meses en el período analizado, por encima del plazo observado para las operaciones en pesos nominales 17 meses A su vez, el costo de financiamiento tendió a incrementarse para la generalidad de los instrumentos, acompañando a la evolución de las tasas de referencia.

Gráfico 3 Financiamiento a través de instrumentos del mercado de capitales doméstico-Colocaciones ON a may por sector y segmento de moneda.

Mientras los principales vencimientos en dólares corresponden a los sectores de petróleo, energía y telecomunicaciones, para la deuda pagadera en moneda local los vencimientos no están concentrados en términos sectoriales si bien sobresalen también los del sector petróleo y en menor medida les siguen telecomunicaciones, energía y servicios financieros.

La Línea de financiamiento para la inversión productiva LFIP continuó consolidándose como el principal programa de estímulo crediticio, otorgando facilidades especiales para las MiPyMEs Gráfico R. Por su parte, se estima que a marzo cerca de con relación al nivel de septiembre de con respecto al nivel del último IEF.

Los pagarés bursátiles se consolidan como el segundo instrumento más relevante de financiamiento en el mercado local de capitales por detrás de las obligaciones negociables , explicando casi un tercio del total en lo que va de En el primer semestre estos instrumentos continuaron con la dinámica positiva que se observó en particular desde y ver gráfico R.

Este crecimiento se dio en un contexto marcado, entre otros hitos, por la habilitación del segmento directo de negociación 22 y por el lanzamiento de diferentes cambios regulatorios El pagaré bursátil es, junto con los cheques de pago diferido CPD , una de las principales herramientas de financiamiento para PYMEs en el mercado de capitales local.

De hecho, el crecimiento de los pagarés se vio acompañado por una reducción en la participación de los CPD que venía siendo el principal instrumento PYME Sin embargo, las condiciones de emisión muestran diferencias entre ambos instrumentos.

En contraste con los CPD, que sólo se emiten en pesos, las emisiones de pagarés bursátiles pueden ser en pesos o denominados en dólares pero pagaderos en moneda local al tipo de cambio oficial al vencimiento. En este sentido, en términos de sectores, los pagarés bursátiles negociados son emitidos principalmente por empresas del rubro agrícola, aunque también son relevantes los de empresas del sector energético Con respecto a los plazos de colocación, los pagarés bursátiles pueden ser emitidos con un plazo máximo de hasta 3 años contra el plazo máximo de 1 año para la emisión de CPD.

En la práctica, el plazo promedio de colocación en los pagarés se ubica en lo que va de en torno a días para los instrumentos dollar-linked, mientras que para el segmento en pesos el plazo promedio se sitúa en días contra 80 días para los CPD.

En el margen, tanto para los pagarés en pesos como para los CPD, se evidencia en el una reducción en el plazo promedio, en comparación con el año previo. Se destaca que el incremento en la negociación de pagarés bursátiles se da en un escenario de mayor ponderación de estos instrumentos en la cartera de los inversores institucionales.

En un contexto internacional y local desafiante el sistema financiero ha mostrado un importante grado de resiliencia, manteniendo el normal desempeño de sus operaciones en el comienzo de En el marco del sistema normativo prudencial vigente, los márgenes de coberturas constituidos por el conjunto de entidades —por ejemplo, en términos de liquidez, previsiones y capital— frente a los riesgos asumidos se mantuvieron relativamente elevados respecto de años anteriores y en comparación con otros sistemas financieros, siendo uno de los principales rasgos de fortaleza del sector.

Otras fortalezas del sistema se definen a partir del sostenimiento de una modera exposición al riesgo de crédito al sector privado, así como de una baja importancia relativa de créditos y depósitos en moneda extranjera en la hoja de balance agregada.

A continuación se repasan estos aspectos y en las próximas secciones se consideran con mayor detalle, conjuntamente con atributos adicionales frente a las potenciales fuentes de vulnerabilidad del agregado de entidades.

Tabla 1 Principales indicadores de solidez del sistema financiero. Los indicadores agregados para el sistema financiero reflejan una elevada cobertura frente al riesgo de liquidez ver en Sección 3. En el comienzo de los ratios que surgen de las recomendaciones del Comité de Basilea BCBS continuaron superando los mínimos regulatorios para el conjunto de entidades locales obligadas a su verificación Grupo A El Ratio de Cobertura de Liquidez LCR y el Ratio de Fondeo Neto Estable NSFR no presentaron cambios significativos con respecto al IEF anterior.

El nivel del LCR se mantuvo en línea con el promedio de una muestra de bancos medianos de otras economías y siguió superando ampliamente al promedio de los bancos más grandes de otros sistemas financieros ver Gráfico 4.

El NSFR se mantuvo muy por arriba del nivel verificado en otros países. Gráfico 4 Ratios de Basilea III para liquidez y apalancamiento – El sistema financiero local en perspectiva. En términos de la composición, en los últimos 6 meses aumentó la participación de los títulos públicos admitidos para integrar efectivo mínimo.

Los ratios de capital se ubican en niveles elevados para el conjunto de entidades. Adicionalmente, se mantuvo una elevada verificación por parte de las entidades de los márgenes adicionales de capital regulatorio.

Este indicador siguió por encima —en promedio— de los niveles registrados en otros países ver Gráfico 4. El sostenimiento de los indicadores de solvencia agregados se dio en un marco en el cual el sistema financiero continuó presentando niveles positivos de rentabilidad en y en el comienzo de ver Sección 3.

Se mantiene sin cambios el nivel del ratio de irregularidad, mientras se conservan elevados niveles de previsionamiento, en un contexto de baja y decreciente exposición agregada del sistema financiero al crédito al sector privado ver Sección 3.

Acotada importancia relativa del crédito al sector privado y de los depósitos denominados en moneda extranjera en el conjunto de entidades financieras.

A partir de la normativa macroprudencial, este financiamiento se encuentra fundamentalmente asignado a personas deudoras cuyos ingresos están correlacionados con el tipo de cambio. Dadas las fortalezas hasta aquí comentadas, se espera que el sistema financiero muestre resiliencia frente a un eventual escenario adverso.

En este sentido, a continuación se enumeran los principales factores de riesgo exógenos que el agregado de las entidades financieras enfrenta a corto y mediano plazo.

En función del monitoreo realizado, se estima que la materialización de factores de riesgo debiera ser de naturaleza extrema y, por lo tanto, con baja probabilidad para tener impacto significativo sobre las condiciones de estabilidad financiera a nivel local. Condiciones externas más adversas, dada la presencia de múltiples factores que pueden desencadenar dinámicas negativas, amplificadas por la existencia de vulnerabilidades a nivel global.

La ponderación de este factor de riesgo aumenta particularmente a partir de una mayor incertidumbre con foco en el potencial contagio de eventuales mayores problemas en los sistemas financieros de economías desarrolladas.

Las perspectivas de crecimiento mundial se mantienen relativamente débiles en términos históricos, en función del ciclo de contracción monetaria en economías desarrolladas marcado por una mayor incertidumbre, aunque más recientemente con foco puesto en las futuras subas en las tasas de interés.

Un crecimiento menor al esperado –con un contexto recesivo en economías desarrolladas como caso más extremo— afectaría en forma negativa a las economías emergentes, en función de los efectos sobre el comercio internacional, la evolución del dólar, los precios de las materias primas y los flujos de portafolio, entre otras variables.

Asimismo, distintos factores similares a los mencionados en IEF previos 31 , a los que se le suma la posibilidad de renovadas preocupaciones por eventuales problemas en los mercados financieros de economías desarrolladas y su potencial de contagio podrían gatillar un nuevo pico de incertidumbre, con cambio súbito en el apetito por riesgo, afectando las condiciones observadas en los mercados financieros.

Como se viene explicando en ediciones previas de este IEF, tras un período prolongado de tasas de interés en niveles históricamente bajos y acotada volatilidad esperada a nivel global, existen diversas vulnerabilidades que harían que un escenario negativo fuese particularmente desafiante para la estabilidad financiera internacional.

Estas vulnerabilidades incluyen, por ejemplo: las señales de sobre-apreciación observadas en ciertos segmentos de mercado más riesgosos, el auge de la intermediación financiera no bancaria con comportamiento procíclico y muy interconectada , y el crecimiento en la carga de la deuda registrada registrado en los últimos años tanto para el sector público como para el privado.

Un eventual shock vinculado al sector real menor crecimiento tendría un impacto más directo sobre el canal comercial, afectando fundamentalmente el nivel de actividad en términos locales y, consecuentemente, al riesgo de crédito enfrentado por los bancos.

Por su parte, un escenario más desafiante en los mercados financieros internacionales afectaría en mayor medida al canal financiero.

Si bien, dadas la situación de la economía argentina la transmisión a través de este canal es más acotada, una creciente volatilidad entre las divisas de economías emergentes presionarían sobre el tipo de cambio y las condiciones financieras locales, condicionando el contexto en el que se da la intermediación financiera con potenciales consecuencias, por efectos de segunda ronda, sobre el canal comercial.

Riesgo de que se verifique un contexto local más comprometido, por un nivel de actividad más débil que el esperado o una mayor volatilidad en los mercados financieros locales.

Entre los principales condicionantes al crecimiento en el corto plazo se encuentran, por ejemplo, la menor oferta agrícola exportable, con efecto sobre las reservas internacionales que en parte podría ser compensado por una mejora en el balance energético tras la puesta en marcha de nuevas obras de infraestructura y oleoductos.

Entre otros factores mencionables se incluye el eventual impacto sobre el nivel de actividad de importaciones más acotadas o el efecto de una mayor consolidación fiscal en el marco de las negociaciones asociadas a la quinta revisión del acuerdo con el FMI -actualmente en curso-.

Con respecto a los mercados financieros, y en función de las tendencias observadas, en los últimos meses se vienen aplicando una serie de medidas para evitar escenarios de volatilidad pronunciada con intervenciones en el mercado secundarios de instrumentos del Tesoro y de divisas, subas en las tasas de interés y adaptación de las regulaciones cambiarias , al tiempo que el BCRA sigue monitoreando la situación para administrar en forma prudente los agregados monetarios y consolidar la estabilidad cambiaria y financiera.

Sin embargo, incluso si no se agravan las tensiones en los mercados internacionales, existen otros factores que podrían incidir sobre la evolución de los mercados locales, incluyendo el ciclo electoral, la dinámica del financiamiento externo comercial y financiero multilateral y bilateral, el comportamiento de las expectativas de inflación o los desafíos que enfrenta la política de financiamiento del sector público para profundizar el mercado de deuda local.

Una actividad económica menor a la esperada o tensiones en los mercados financieros domésticos influirían sobre la calidad de cartera de los bancos y sobre el contexto en el cual se lleva a cabo la intermediación financiera.

Riesgos operacionales crecientes y desafíos vinculados a la innovación tecnológica y al mayor uso de herramientas digitales. Estos riesgos pueden materializarse en formato de brechas de datos, pérdidas para entidades o clientes, y hasta dificultar el normal funcionamiento del mercado, generando impacto en el riesgo reputacional, operacional y hasta eventuales problemas de estabilidad financiera.

En esa línea, y si bien no ha habido eventos sistémicos vinculados a estos factores continuando con la estrategia planteada por el BCRA, se sigue trabajando en la estrategia iniciada en relación con la actualización de las normas para mitigar estos nuevos riesgos.

Esta estrategia abarca una agenda amplia en materia de gestión de riesgos, concientización, prevención y supervisión en lo que respecta a fraudes y ciber-ataques. La actualización de normas incluyó la ampliación del alcance regulatorio en materia de riesgos de tecnología y seguridad de la información para fortalecer la ciberresiliencia de las entidades, así como la actualización de las normas de seguridad y prevención de los riesgos de seguridad y tecnología en los servicios financieros digitales, que ahora alcanza a entidades financieras y PSPS 32 , fortaleciendo la prevención del fraude.

Otros riesgos relevantes, a mediano y largo plazo, incluyen, por ejemplo, las consecuencias del cambio climático ver Apartado 3 , el crecimiento observado a nivel mundial en el uso de criptoactivos instrumentos que han mostrado un comportamiento particularmente volátil, a lo que se suman diversos problemas observados en el sector –ver Apartado 4— 33 y los cambios estructurales que finalmente se verifiquen en un contexto post-pandémico incluyendo modificaciones en los modelos de negocios en el sector financiero.

En la próxima sección se detallan los resultados del análisis de estabilidad financiera. Se consideran, con tal fin, las principales fuentes de vulnerabilidad identificadas para el sistema financiero local, dada su exposición a los factores de riesgo mencionados.

Estas fuentes de vulnerabilidad se analizan en contraposición a las fortalezas del sistema financiero, para evaluar el grado de resiliencia esperable para el sistema frente a la eventual materialización de factores de riesgo.

Desde niveles moderados, el sistema financiero mantuvo un patrón decreciente en su exposición al sector privado. y 3,9 p. menor en una comparación interanual. La mencionada disminución de la exposición agregada del sistema financiero al sector privado estuvo impulsada por el segmento en moneda nacional -1,2 p.

al comparar con el IEF pasado. Gráfico 7 Saldo de crédito al sector privado en términos del activo – sistema financiero. En términos del crédito bancario a las familias, se verificó un descenso generalizado en la exposición entre las distintas regiones geográficas, desde el máximo alcanzado a mediados de ver Gráfico 8.

Por su parte, al tener en cuenta el crédito a las empresas, la exposición del conjunto de entidades también viene descendiendo de forma extendida entre los distintos sectores económicos, presentando una leve reversión en el margen Gráfico 8 Saldo de crédito a familias por región y a empresas por actividad económica - En términos del activo.

menor en una comparación interanual ver Gráfico 9, panel A y B. por encima del registro de septiembre de -0,5 p. Las regiones de Cuyo y NOA verificaron los mayores niveles y subas en el ratio de irregularidad del crédito a familias respecto al IEF anterior ver Gráfico 9, panel C.

El contexto de incertidumbre tanto a nivel global como local condiciona el desempeño de la actividad económica para lo que resta del año Frente a esto, una eventual materialización de los factores de riesgo planteados en la Sección anterior podría actuar sobre esta potencial fuente de vulnerabilidad del sistema financiero a través de su efecto sobre la capacidad de pago de las personas deudoras.

El sistema financiero sostiene elevados niveles de previsionamiento y de capital. con respecto al IEF anterior y 11,3 p. Con el objetivo de dimensionar la robustez de las coberturas constituidas por el sistema financiero para enfrentar una eventual materialización del riesgo de crédito, se presentan dos ejercicios de sensibilidad.

Los mismos exploran el hipotético efecto sobre la solvencia del sector mientras el resto de aspectos se mantienen sin cambios de supuestos extremos y de muy baja probabilidad de ocurrencia, como por ejemplo la imposibilidad de recupero frente al quebranto de un conjunto de personas deudoras:.

Se estima que a marzo de luego de este shock la mediana de la posición de capital RPC – exigencia de capital; en términos de la exigencia del sistema financiero se hubiese reducido 23,9 p. Gráfico 10 Ejercicios de sensibilidad sobre la posición de capital del sistema financiero.

Si bien aumentó levemente con respecto al IEF anterior, la concentración de las personas deudoras del sector privado en el sistema financiero se mantiene en niveles bajos. Esta situación refleja en parte el abordaje normativo que el BCRA aplica sobre las grandes exposiciones al riesgo de crédito -alineada con los estándares internacionales en la materia-, orientado a limitar las pérdidas que eventualmente podrían darse, en el caso de que alguna contraparte de gran tamaño incurra en un incumplimiento en sus pagos.

menos que en el IEF anterior. Estándares de originación crediticia EOC sin cambios significativos en el margen. Los EOC se mantuvieron estables con respecto a los trimestres anteriores, tanto en el caso de financiaciones a empresas como a familias Limitado nivel de endeudamiento financiero entre empresas y familias en términos agregados, con merma respecto a lo observado en promedio de los años previos.

Se destaca que los ratios a marzo representaban, en ambos casos, una merma respecto al nivel promedio computado en los 5 años previos considerando ratios a fin de año. En el caso específico de las empresas con oferta pública, con datos a marzo de se registró una leve caída semestral en el ratio de apalancamiento total, aunque subió la carga de la deuda financiera y pero con un menor ratio de deuda de corto plazo sobre deuda total ver Recuadro 3.

Con respecto a los cambios observados en los saldos de crédito amplio, a marzo de para las empresas el saldo casi no muestra variaciones en términos reales con respecto a seis meses atrás.

Sin embargo, se dio un comportamiento mixto entre los diferentes componentes: aumentó en términos reales de saldo de ON bajo legislación local y pagarés, mientras que cayeron los saldos de financiamiento externo, crédito bancario y cheques de pago diferido, entre los principales componentes.

Para el crédito a familias se verificó, en igual período, una merma en los saldos medidos en términos reales, generalizada entre las distintas fuentes de crédito 49 excepto en el caso de los otros proveedores de crédito registrados ante el BCRA.

Gráfico 11 Financiamiento en sentido amplio a familias y empresas. La carga de los servicios de la deuda bancaria de los hogares siguió siendo acotada.

menos en la comparación interanual. Baja relevancia del crédito al sector privado en moneda extranjera. más que en el IEF anterior. El riesgo de crédito que enfrenta el sistema financiero a partir de esta exposición y que se deriva de eventuales fluctuaciones cambiarias se encuentra limitado por las regulaciones macroprudenciales locales En este sentido para abordar el riesgo de exposición de las entidades a descalces de moneda de las personas deudoras, la capacidad prestable en moneda extranjera de las entidades sólo pueden otorgarlas a personas deudoras que tengan actividades ingresos correlacionadas a la evolución del tipo de cambio.

La actividad de intermediación financiera con el sector privado tuvo un desempeño relativamente débil desde el último IEF, en un contexto de mayor incertidumbre tanto a nivel local como global, con una actividad económica local que en el último trimestre de interrumpió su tendencia expansiva, mostrando un crecimiento en el inicio de En este escenario, el saldo de crédito al sector privado en moneda nacional se redujo en términos reales en los últimos seis meses y en términos interanuales.

En tanto, el saldo real de los depósitos en pesos del sector privado permaneció sin cambios de magnitud desde el último IEF, acumulando un leve incremento interanual. real ver Gráfico Este desempeño estuvo impulsado por la política crediticia implementada por el BCRA focalizada en el desarrollo productivo sostenible, principalmente hacia las MiPyMES ver Recuadro 1.

La profundidad del crédito en la economía continuó en niveles relativamente acotados en el comienzo de en una comparación interanual ver Gráfico Como se mencionó en la sección 1, en los últimos meses el BCRA continuó elevando las tasas de interés nominales de referencia en pos de propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en pesos y de preservar la estabilidad monetaria y financiera.

real a marzo. El tamaño de la hoja de balance activo total del conjunto de entidades financieras se mantuvo sin variaciones reales significativas con respecto al IEF anterior y en términos interanuales.

En lo que respecta a la composición del activo, en los últimos meses se incrementó el peso relativo del crédito al sector público y de las cuentas corrientes de las entidades en el BCRA en moneda extranjera ver Gráfico 15 , en detrimento del resto de los principales rubros.

Gráfico 15 Composición del activo total por principales rubros. Para los próximos meses se mantiene cierta incertidumbre en parte asociada a la eventual volatilidad de los mercados financieros normalmente verificada en los períodos electorales.

En este escenario, se prevé que la posibilidad de eventuales cambios en la dinámica de la actividad intermediación financiera continúe considerándose un factor de vulnerabilidad para el sector, pudiéndose ver relativamente afectada en el caso de que se materialice algunos de los factores de riesgo mencionados anteriormente.

El sistema financiero mantiene niveles de rentabilidad positivos. Este incremento se explicó fundamentalmente por un mayor margen financiero principalmente por mayores resultados por títulos valores , a pesar del aumento de las pérdidas por exposición a partidas monetarias en el marco de niveles de inflación relativamente más altos y de las cargas impositivas ver Tabla 2.

Desagregando por grupo de entidades, en el período continuó registrándose heterogeneidad en los niveles de rentabilidad, en un contexto en el que se mantienen posiciones holgadas de capital en todos los grupos de entidades ver Gráfico Tabla 2 Cuadro de rentabilidad del sistema financiero – En moneda homogénea.

Gráfico 16 Indicadores de solvencia por grupos de entidades financieras. Política macroprudencial para sostener los niveles de solvencia.

De esta manera, se busca conservar la capacidad del sistema financiero para afrontar eventuales shocks. Esquema de regulación y supervisión micro y macroprudencial.

El BCRA continúa implementando acciones de política micro y macro prudencial, adaptando la regulación local a las necesidades de la coyuntura sin perder de vista las recomendaciones y mejores prácticas internacionales en la materia.

Asimismo, la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias SEFyC continúa monitoreando el desempeño de las entidades con el fin de prever y abordar eventuales situaciones de vulnerabilidad. Política crediticia focalizada en sostener el financiamiento productivo a las MiPyMEs.

Durante y en lo que va de el BCRA continuó sosteniendo el estímulo al financiamiento al sector privado, principalmente aquel canalizado a las MiPyMEs.

En particular, esta Institución extendió la Línea de Financiamiento para la Inversión Productiva de MiPyMEs hasta septiembre ver Recuadro 1.

Paralelamente siguió ampliando las alternativas de financiación para este segmente de empresas, reglamentando el Sistema de Circulación Abierta SCA de Facturas de Crédito Electrónicas MiPyME FCEM a través de las entidades financieras, entre otras medidas En la primera parte de la estructura de fondeo agregado del sistema financiero local conservó baja complejidad.

A fines de marzo los depósitos en moneda nacional del sector privado se mantuvieron como la fuente de fondeo más relevante del sector representando poco más de la mitad del total, ver Gráfico 17 , sin grandes cambios respecto al IEF anterior y en términos interanuales.

Entre los depósitos del sector privado en pesos, se incrementó la relevancia de aquellos a plazo en detrimento de la importancia relativa de las cuentas a la vista. Complementariamente, con respecto a septiembre y marzo de se percibió un aumento del peso relativo del patrimonio neto en el fondeo del sistema financiero y una menor ponderación de los depósitos en moneda nacional del sector público.

En un contexto de pocos cambios, en los últimos meses hubo señales mixtas desde los indicadores de exposición al riesgo de liquidez agregado que asumen las entidades en su conjunto. Por un lado, se mantuvo relativamente estable el nivel de la volatilidad promedio de los depósitos en pesos En este sentido, en los últimos seis meses creció la relevancia de las personas humanas minoristas en el total ver Gráfico 18 , siendo depositantes que a priori podrían considerarse relativamente menos volátiles; este desempeño sobre la volatilidad fue compensado por el mayor aporte de grandes inversores institucionales en el total FCI, por ejemplo.

La dinámica de estos últimos depósitos estuvo en línea con un leve incremento en la concentración de los depósitos ver panel derecho del Gráfico 19 , lo que daría indicios de una mayor exposición al riesgo de liquidez agregado. Por otro lado, una señal de menor exposición al riesgo de liquidez agregado se deriva de la verificación de un alargamiento de la madurez del total de depósitos en moneda nacional ver panel izquierdo del Gráfico Esto estuvo en línea con el positivo desempeño que tuvieron los depósitos a plazo en pesos del sector privado en los últimos meses, como se mencionara en la sección previa y como se reflejó en la mayor ponderación en el fondeo total del sistema financiero ver Gráfico Esta dinámica recogió el efecto de la política del BCRA de garantizar una tasa de interés mínima sobre los depósitos a plazo fijo de las familias y empresas, medida que busca impulsar y resguardar el ahorro en moneda nacional.

respecto al último IEF ver Gráfico En el marco de las acotadas modificaciones mencionadas en los indicadores de exposición al riesgo de liquidez agregado, no podrían descartarse la materialización de eventuales cambios en el nivel y la composición del fondeo del sistema financiero de concretarse alguno de los factores de riesgo planteados en la sección anterior.

Elevados indicadores de cobertura del riesgo de liquidez. En el comienzo de el sistema financiero continuó operando con elevados ratios de liquidez en sentido amplio tanto en el segmento en moneda nacional como extranjera. El nivel actual de la liquidez en sentido amplio supera al promedio de los últimos años 53 , así como a los registros de otras economías de la región Respecto al último IEF el indicador amplio de liquidez se incrementó por las partidas en moneda nacional, con mayor relevancia de los títulos públicos admitidos para el cómputo de efectivo mínimo.

Los ratios de liquidez derivados de la normativa prudencial alineada a las recomendaciones del Comité de Basilea se ubicaron en niveles holgados para el conjunto de entidades financieras locales obligadas a cumplir con dichos requisitos ver Gráfico En particular, el registro actual tanto del Ratio de Cobertura de Liquidez LCR, por sus siglas en inglés , así como del Ratio de Fondeo Neto Estable NSFR, por sus siglas en inglés prácticamente duplicaron los mínimos establecidos regulatoriamente a nivel local dispuestos en 1 para ambos indicadores.

Todas las entidades verificaron un nivel por encima del umbral mínimo normativo. El financiamiento a través de mercado de capitales a través de obligaciones negociables ON con oferta pública se mantiene en niveles relativamente bajos para el sistema financiero en su conjunto.

Gráfico 22 ON genuinas leg. local y extranjera de Bancos y EFNB -cifras en miles de millones de pesos constantes a jun Con datos al IT 58 , los principales indicadores financieros que surgen de los balances de las empresas con oferta pública registraron un comportamiento mixto con respecto a lo observado seis meses atrás considerando la mediana Por un lado, los resultados finales en términos del patrimonio neto ROE muestran una merma, pese a que siguió mejorando el margen de rentabilidad ver Tabla R.

Esto se da en un contexto en el cual cae el apalancamiento medido como activo sobre patrimonio neto y la rotación de los activos A pesar del menor apalancamiento, aumentó la carga de la deuda financiera aunque con menor peso de la deuda de corto plazo sobre el total y se deterioró la cobertura de intereses con resultados operativos En contrapartida, mejoró el indicador ácido de liquidez activos corrientes netos de inventarios sobre pasivos corrientes.

Por último, se evidencia un descenso en el descalce en moneda extranjera. Tabla R. Utilizando los indicadores de liquidez, cobertura de intereses y apalancamiento 62 para realizar una primera aproximación respecto a las firmas en situación potencialmente vulnerable, se observa que la cantidad de estas empresas subió levemente respecto a seis meses atrás.

Sin embargo, la exposición del sector financiero a estas empresas sigue siendo muy acotada. En concordancia con los compromisos asumidos internacionalmente que procuran fortalecer la resiliencia de los sistemas financieros, a fines de el BCRA difundió la metodología para definir aquellas entidades sistémicamente importantes a nivel local DSIBS Con un enfoque de riesgo sistémico, se dispuso que las DSIBS locales enfrenten un tratamiento regulatorio especial.

En términos de la relevancia dentro del sistema financiero, a marzo de las entidades identificadas como DSIBS en Argentina continuaron explicando un poco más de la mitad del activo total del sector nivel estable a lo largo de los últimos años. Este conjunto de bancos verificó un cumplimiento pleno de los requisitos adicionales de capital.

Los niveles de liquidez y solvencia de los DSIBS se ubicaron por encima de los registrados en el IEF anterior ver Tabla 3; levemente por debajo de los observados en el resto del sistema financiero. Los indicadores de rentabilidad a marzo de también superaron aquellos registrados en el IEF anterior —acumulado 12 meses— por encima del resto del sistema.

Tabla 3 Principales indicadores de solidez para las entidades D-SIBs. En cuanto a los indicadores asociados al riesgo de crédito al sector privado, en los últimos seis meses el conjunto de DSIBS redujo su exposición 64 en un contexto de leve aumento del ratio de irregularidad.

Para este grupo de bancos la posición de capital RPC menos exigencia mínima regulatoria en términos del crédito al sector privado neto de previsiones aumentó respecto al IEF anterior manteniéndose en un rango de valores elevados, siendo un indicador que ilustra la holgada cobertura frente a este riesgo Finalmente, en marzo el diferencial de partidas denominadas en moneda extranjera en términos del capital regulatorio que verificó el conjunto de DSIBS aumentó con respecto al último IEF comportamiento similar al observado en el resto de entidades, si bien estas últimas desde niveles más acotados.

En lo que refiere a la interconexión de las entidades financieras entre sí, uno de los mercados en los cuales se verifica una interrelación directa es el de préstamos interfinancieros no garantizados mercado de call En los últimos meses se profundizó la caída en los montos operados diariamente en este mercado, tanto en términos reales como en relación a los depósitos del sector privado en el sistema financiero.

Este comportamiento se verificó en un contexto de aumento de la tasas de política monetaria y la BADLAR en términos nominales , al tiempo que el diferencial entre las primeras y las tasas pactadas en el mercado de call se amplió también nominalmente.

Los indicadores relevados vinculados al análisis de redes sugieren, profundizando lo observado en el semestre anterior, un menor grado de interconexión directa entre entidades financieras para casi la totalidad de las métricas.

Por ejemplo, se observa que cae la cantidad de nodos entidades financieras participando en el mercado que pasa de 55 en promedio en el tercer cuatrimestre de a 44 en el primer cuatrimestre de Esta tendencia también se verifica en términos interanuales Con respecto a la interconexión directa entre el sistema financiero y los inversores institucionales, la principal fuente está dada por los depósitos de estos últimos en los bancos a la vista y plazo fijo.

En los últimos meses esta interconexión mantuvo la tendencia creciente que viene dándose en años recientes, aunque a menor ritmo.

en 4 meses ver Gráfico 23 Esta ponderación, que considera los tres principales inversores en conjunto, duplica aproximadamente el valor de 10 años atrás, evolución principalmente explicada por el crecimiento de la cartera de los fondos comunes de inversión FCI desde , en particular en lo que refiere a los fondos de mercado de dinero 69 dada la significativa ponderación que tienen los depósitos en bancos en esta clase de fondos ver Recuadro 4.

Gráfico 23 Cartera de inversores institucionales y participación de sus depósitos en el fondeo del sistema financiero. en términos reales en lo que va de hasta principios de junio. en términos reales Con respecto a la composición de cartera, y a partir de la coyuntura de los últimos meses, para los FCI MM se verifica una mayor ponderación de disponibilidades en detrimento de las colocaciones a plazo.

Esta mayor ponderación resultó, en particular, a partir del incremento en las cuentas corrientes remuneradas. Las cauciones y los pases 71 casi no presentaron variación de su participación relativa. Las colocaciones de estos inversores institucionales tanto a la vista como a plazo están distribuidas en 38 entidades financieras 41 en diciembre de Utilizando métricas de análisis de redes con información granular de disponibilidades y plazos fijos de FCI MM —agrupados a nivel de sociedad gerente SG —, se observa en meses recientes un leve crecimiento en el grado de interconexión.

Por ejemplo, si bien aumenta la cantidad de SG y de entidades financieras con las que operan, se aprecia un incremento en la densidad, medida como la cantidad de los vínculos encontrados respecto de los posibles entidades financieras con depósitos de al menos de una SG Por otro lado, la mediana de la cantidad de entidades financieras con la que opera cada SG era de 16 en junio y 15 en diciembre 9 en diciembre el valor de diciembre de Desde la última publicación del IEF el BCRA continuó implementando acciones de política macroprudencial orientadas a robustecer las condiciones locales de estabilidad financiera.

Dado el monitoreo sobre los factores de riesgos y las potenciales vulnerabilidades del sistema financiero, en la primera parte de las medidas se centraron en:. Seguir estimulando el financiamiento bancario al sector privado, principalmente aquel orientado al desarrollo de las MiPyMEs. Complementariamente, se reglamentó el Sistema de Circulación Abierta SCA de Facturas de Crédito Electrónicas MiPyME FCEM a través de las entidades financieras ver Anexo normativo.

Asimismo, se siguió monitoreando la situación de las líneas hipotecarias UVA Ver Apartado 5. Mantener el incentivo al ahorro en pesos en el sistema financiero. En los últimos meses se incrementaron paulatinamente las tasas de interés mínimas nominales garantizadas para los depósitos a plazo fijo en moneda nacional.

Paralelamente se ajustó el coeficiente utilizado para establecer la tasa de interés fija de precancelación de los depósitos con opción de cancelación anticipada en Unidades de Valor Adquisitivo “UVA”. Sostener adecuados niveles de solvencia en el conjunto de entidades financieras.

Calibrar la política cambiaria, contribuyendo a minimizar las presiones en el mercado de cambios y los desequilibrios temporales que pudieran afectar la posición de reservas internacionales. Impulsar acciones para mitigar los riesgos en las operaciones con criptoactivos.

En mayo se dispuso, en línea con la normativa aplicada a las entidades financieras, que los proveedores de servicios de pago que ofrecen cuentas de pago PSPCP no podrán realizar ni facilitar a sus clientes la realización de operaciones con activos digitales que no se encuentren autorizados por una autoridad reguladora nacional competente ni por esta Institución.

A mediados de se actualizaron las prácticas y requisitos de seguridad y prevención del fraude en los servicios financieros digitales.

En un contexto aún marcado por el sesgo contractivo de las políticas monetarias a nivel global particularmente notorio entre las principales economías desarrolladas , en los últimos meses se verificó una creciente preocupación respecto a segmentos de la banca en los EEUU y Europa, dado su potencial contagio hacia el resto de los mercados financieros.

En el caso norteamericano, sobresaloó la caída del Silicon Valley Bank SVB en marzo 73 , cercana en el tiempo a las de otras dos entidades de tamaño mediano Signature Bank y Silvergate, con presencia en sectores ligados al mercado de criptoactivos.

Más recientemente, a principios de mayo parte de los activos y depósitos de otro banco regional First Republic terminaron siendo adquiridos por JP Morgan. Por su parte, en Europa, Credit Suisse entidad sistémica a nivel global que ya estaba desde hace tiempo en el foco de los mercados , terminó siendo adquirido por UBS a mediados de marzo, en una operación que contó con el apoyo de las autoridades suizas.

Estos sucesos generaron un incremento en la incertidumbre a nivel mundial, en particular durante marzo, aunque la respuesta por parte de los hacedores de política permitió que la situación no empeorara en el corto plazo Pese a que no llegó a materializarse un evento de riesgo sistémico, se mantiene un contexto de incertidumbre, con continuo monitoreo de la situación del sector bancario en general y su interconexión con el resto de los sectores No se descarta que otras entidades en situación relativamente más vulnerable puedan tener problemas; aunque el estado de cada uno de los bancos mencionados presentaba características propias, ciertos elementos pueden ser representativos para otras entidades.

Estos incluyen, entre otros factores: el efecto de la suba de las tasas de interés sobre la cartera de inversiones posibilidad de pérdidas aún no realizadas 76 , la dependencia de fondeo potencialmente más volátil de corto plazo o de inversores no cubiertos por seguro de depósitos , los vínculos con empresas tecnológicas y sectores de innovación financiera aún no debidamente testeados por contextos más desafiantes y el impacto de las redes sociales sobre la celeridad con que se diseminan entre inversores las preocupaciones respecto a entidades específicas.

Los sucesos mencionados generaron un menor apetito por activos riesgosos: se dio un aumento en la volatilidad esperada para el mercado de acciones en los EEUU y Europa y presión sobre las cotizaciones en los mercados de renta variable, con mayor intensidad para las acciones del sector financiero ver Gráfico A.

Particularmente relevante resultó el claro impacto sobre los senderos esperados para las tasas de interés de política monetaria, pese a las señales de persistencia de las presiones inflacionarias.

En el caso norteamericano, esto implicó que las expectativas comenzaran a considerar la posibilidad de mermas en las tasas de interés por parte de la Fed antes de lo que se venía previendo efecto transitorio, ya que más recientemente volvería a ponerse el foco en las subas esperadas en las tasas Junto con la búsqueda de refugio en activos considerados más seguros, esto llevó a que las distintas variables que venían estando directamente afectadas por el ciclo de subas en las tasas de interés cambiaran su tendencia.

En el mercado de Treasuries que funciona como benchmark para el fondeo en dólares a nivel global , además de darse un fuerte aumento en la volatilidad esperada, los retornos de los instrumentos pasaron a recortarse en marzo volviendo a subir en mayo-junio.

En igual sentido, el dólar, que en febrero se había apreciado contra las principales monedas, pasó a depreciarse en marzo. Posteriormente el dólar mantuvo un comportamiento cambiante re-apreciándose en mayo y depreciándose en junio. Dadas las tendencias antes mencionadas, los activos financieros de economías emergentes evidenciaron un impacto acotado hasta el momento.

A mediados de marzo se observaron salidas desde fondos especializados en emergentes ver Gráfico A. En igual sentido, a mediados de marzo se observó una merma en las cotizaciones de acciones de emergentes medidas en dólares según el MSCI , con posterior recuperación parcial pese a que en mayo volvía a darse un comportamiento negativo Un patrón similar se verificó entre los tipos de cambio de emergentes contra el dólar, según el índice EMCI.

En el caso del spread del EMBI deuda soberana y el CEMBI deuda corporativa , la ampliación observada en marzo solo comenzó a corregirse parcialmente a partir de junio ver Gráfico A.

Gráfico A. La situación de los bancos en economías desarrolladas y su potencial de contagio sobre las economías emergentes continúan siendo monitoreados.

Como se viene mencionando en anteriores ediciones del IEF, la intensidad de este potencial contagio podría verse exacerbada por la presencia de diversas vulnerabilidades a nivel global, producto de un largo período de tasas de interés bajas y amplia liquidez que generaron estrategias de inversión más riesgosas para mejorar los rendimientos de cartera.

Esta combinación de vulnerabilidades puede hacer que, ante un cambio en la percepción de riesgo, se desate abruptamente una reacción desordenada con efecto amplificado sobre cotizaciones y flujos de portafolio.

Entre estas vulnerabilidades, se destacan:. Esto incluye, por ejemplo, a ciertos mercados de acciones o a productos más novedosos como los criptoactivos , que acumulan importantes avances en sus precios en los últimos meses Ante un súbito cambio en la confianza de la base inversora a nivel global, estos sectores serían susceptibles a rápidas correcciones en los precios, generando reasignaciones de cartera ventas de emergencia y búsqueda de refugio en activos de menor riesgo relativo con impacto sobre las condiciones de los mercados internacionales potencialmente más fuerte y duradero que el observado hasta el momento, perjudicando a los activos de economías emergentes considerados como una clase específica.

Estas características hacen que el comportamiento de la IFNB sea particularmente procíclico. Cambios en la percepción de riesgo a nivel global puede implicar, por ejemplo, rápidos desarmes de posiciones en activos de emergentes, con impacto sobre los tipos de cambio y las tasas de interés tanto para activos en moneda extranjera como en moneda local , que serían más fuertes para mercados menos profundos.

Aunque con heterogeneidad, esta tendencia se dio tanto entre economías desarrolladas como entre emergentes. En ciertos casos la capacidad de cumplir con los pagos de estos niveles de deuda puede verse comprometida en un contexto de suba generalizada en las tasas de interés combinado con expectativas de menor nivel de actividad a nivel global situación, esta última, que podría agravarse de acentuarse las tensiones en el sector bancario de economías desarrolladas.

Participar en el Consejo de Estabilidad Financiera, con el fin de vigilar el sistema financiero nacional en el ámbito de su coyuntura actual.

Asimismo, la institución es miembro del Grupo de Estabilidad Financiera Regional, con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de la vigilancia macroprudencial del sistema financiero regional.

Supervisar los sistemas de pagos y los cambios que reflejen la infraestructura del sistema financiero, ya que juegan un papel muy importante para mantener la economía en movimiento. Diseñar e implementar políticas monetarias, crediticias y cambiarias que contribuyan al buen funcionami ento del sistema financiero.

Lo anterior, en base a las facultades que le son conferidas a BCH en su Ley. Un sistema financiero estable es aquel que proporciona servicios oportunos y necesarios a los hogares y empresas en situaciones buenas y malas, en donde, las personas confían en que sus activos están seguros y pueden invertir en su futuro.

De ahí la importancia de que el BCH promueva la estabilidad financiera, de esta manera se garantiza un sistema sólido, eficiente y adaptable a los cambios.

En aplicación a las reformas realizadas a la Ley del Sistema Financiero, se creó el Consejo de Estabilidad Financiera CEF —antes Comité de Alerta Temprana—, como la instancia de coordinación e intercambio de información entre las instituciones del sector público involucradas en la prevención y monitoreo de riesgos sistémicos y específicos en el sistema financiero nacional, el cual tiene como finalidad principal preservar su estabilidad.

En el transcu rso de los años, el CEF ha realizado diversas actividades para cumplir su objetivo. Estas incluyen análisis detallados del panorama macroeconómico y el sistema financiero nacional, presentación de informes sobre indicadores financieros de alerta temprana, estrategias de supervisión y coordinación de actividades desde la Mesa de Innovación Financiera MIF.

Además, se abordan aspectos como el riesgo cibernético, la identificación de riesgos relacionados con el cambio climático y la implementación de índices de condiciones financieras. El CEF desempeña un papel transcendental en la salvaguarda y la supervisión integral de la estabilidad financiera en Honduras.

El CEF está integrado por los titulares de las siguientes instituciones:. Comisión Nacional de Bancos y Seguros CNBS. Secretaría de Estado en el Despacho de Finanzas SEFIN. El CEF cuenta con el apoyo técnico de un Comité Permanente de Trabajo CPT , el cual está constituido de la siguiente manera:.

Un Comisionado propietario Coordinador.

El Rea,izada de Estabilidad Estudio de manos de póker IEF del Banco Central de Nicaragua Estabilidad Financiera Realizadatiene el objetivo de Estqbilidad las Estabilidad Financiera Realizada vulnerabilidades Estabilidad Financiera Realizada Finqnciera los riesgos potenciales de alcance sistémico que pudieran afectar a la Financieda financiera. El Informe también incorpora consideraciones para mitigar estos riesgos y reducir su impacto, en caso de que llegasen a materializarse. La promoción de la estabilidad del Sistema Financiero Nacional SFN es una función consignada al BCN en su Ley Orgánica. También esta función se encuentra establecida en la Ley constitutiva del Comité de Estabilidad Financiera CEF [2]que es la instancia de coordinación interinstitucional para resguardar la estabilidad financiera nacional. El IEF incluye una descripción del entorno internacional y del entorno financiero nacional. Un empeoramiento del escenario internacional Financieea ha convertido en la Finannciera fuente de riesgos para la estabilidad financiera global. Durante Estabilidad Financiera Realizada últimos meses Plataforma Lúdica de Póker ha observado Raelizada aumento Estabilidad Financiera Realizada de la aversión al riesgo en los Estabilidad Financiera Realizada mundiales, en medio de ajustes de las políticas monetarias, la evolución Reealizada la guerra entre Ucrania y Rusia, la mayor debilidad de la economía china y ciertas tensiones financieras en Europa. Así, han aumentado los riesgos de que se produzcan episodios de corrección abrupta de precios de activos y salidas de capitales, especialmente desde economías emergentes. El mercado financiero chileno se ha visto afectado por las tendencias globales, donde resalta la mayor volatilidad del peso y las tasas de interés de largo plazo respecto de su comportamiento histórico. Esto es reflejo de un mercado de capitales menos profundo, lo que reduce la capacidad de la economía para acomodar presiones financieras externas.

Video

Educación financiera para toda la vida - Nicolas Gonzalez - TEDxMarDelPlata

Author: Bakazahn

0 thoughts on “Estabilidad Financiera Realizada

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com