Category: Winners

Kung Fu Primeros Lugares

Kung Fu Primeros Lugares

Sin embargo, tales diferencias no son absolutas y Primerls muchos Kung Fu Primeros Lugares del Lutares que destacan Primero las técnicas manuales y, por el Primeors, hay muchos tipos diferentes de patadas en algunos estilos Parlay experto en beneficios sur. Con la posición de la gruña, espera ¡Apostar y ganar! que tu Primerod vaya ¡Apostar y ganar! Lugates. Bai He Lutares La posición de la grulla, o Bai He Bu, se realiza apoyando el peso del cuerpo en una pierna, mientras que la otra se levanta y se dobla hacia arriba, manteniendo el equilibrio. El término "Shaolin" 少林, Shàolín se usa para referirse a aquellos estilos que tienen sus orígenes en Shaolin, ya sea el Monasterio Shaolin en la provincia de Henan, otro templo asociado con Shaolin como el Templo Shaolin del Sur en la provincia de Fujian, o incluso errantes monjes Shaolin. Es importante aprender diferentes combinaciones de puñetazos y patadas desde ambos lados de las almohadillas, pero también es útil sujetarlas mientras tu compañero las golpea pues te ayudará a mantenerte flexible hasta el momento del impacto.

Kung Fu Primeros Lugares -

Separa los pies de modo que se encuentren a una distancia de entre 90 cm a 1,2 m 3 a 4 pies el uno del otro. Ponte en cuclillas hasta que tu cadera esté apenas por encima de las rodillas.

Endereza la columna vertebral al inclinar la parte superior del torso ligeramente hacia atrás. Asegúrate de poder ver en el espejo toda la zona que va desde la cadera hasta la cabeza.

Es como sentarte en una silla sin tenerla. Utiliza la postura del caballo para bajar y estabilizar tu centro de gravedad al momento de practicar los golpes y puñetazos que des con los brazos.

Mantén la postura recta con la finalidad de lograr que tu cuerpo y músculos se alineen adecuadamente. Se espera que esta postura sea difícil de mantener. Al principio, practícala en incrementos de 30 segundos con descansos de 1 a 2 minutos cada vez.

Luego, procura mantener la posición por cada vez más tiempo. Practicar esta postura a diario te ayudará a fortalecer rápidamente tu tronco y los músculos de las piernas además de convertirte en un artista marcial más poderoso y estable.

Practica los golpes básicos desde la postura del caballo. Si quieres aprender kung fu rápidamente, practica los movimientos más sencillos. La primera vez que practiques un golpe nuevo, hazlo en cámara lenta. Enfócate en la forma y, a medida que el movimiento se te hace más natural y no tengas que pensar demasiado, acelera gradualmente en cada repetición hasta que logres golpear con toda tu fuerza.

A medida de incrementas tu resistencia, aumenta también la cantidad de golpes por repetición. Comienza con el puñetazo directo, el cual es uno de los movimientos más básicos, si no el más básico de ellos: [1] X Fuente de investigación Forma un puño en cada mano colocando el pulgar sobre la parte exterior del índice.

Con los brazos pegados a los lados del cuerpo, vuelve a llevar los puños hacia la altura de la cadera, con los pulgares apuntando hacia arriba. Vuelve a retraer los codos y abre el pecho. Golpea con un puño. Mantén el codo apuntando directamente hacia atrás mientras tu brazo se extiende hacia adelante.

A medida que el codo se estira, rota el puño de modo que el pulgar apunte hacia abajo. Durante el golpe, lleva el hombro del lado opuesto hacia atrás al rotar el tronco desde la cadera. Tanto tus hombros como el brazo con el que das el golpe deben formar una línea recta que apunte hacia tu objetivo.

Revierte la acción. Vuelve a retraer el brazo, girando el puño de modo que el pulgar mire hacia arriba nuevamente y el codo se encuentre directamente detrás mientras lo retrocedes.

Mientras retraes el brazo y tus hombros vuelven a alinearse con tu cadera, golpea con el segundo brazo de la misma forma.

Exhala a medida que golpeas. La respiración es una parte importante en el aprendizaje del kung fu, por lo que aprender primero la técnica correcta para respirar te ayudará a avanzar más rápido en tu entrenamiento.

Utiliza el tronco para potenciar tus puñetazos. En el kung fu, el poder proviene del torso y este golpe tiene como finalidad ejercitar esos músculos y fortalecerte con mayor rapidez. Utiliza la torsión obtenida al retraer un puño para potenciar el siguiente.

Asume una postura de pelea básica. Ponte frente al espejo y gira el cuerpo en un ángulo de 45 grados, con el pie y el hombro izquierdos hacia adelante. Tu pie derecho debe desplazarse hacia atrás y hacia la derecha. Si eres diestro, esta postura debe sentirse natural. Siéntete cómodo y no separes las piernas a una distancia mayor a la de los hombros.

Mantén las manos arriba para proteger tu cabeza, pero no apoyes los pies con mucha fuerza. Esta postura es similar a la utilizada en el boxeo occidental y también es necesario practicarla a la inversa con la pierna derecha hacia adelante. Existen muchos estilos de kung fu aunque no todos que incluyen esta postura.

Aprende el puñetazo básico. Mantén los puños cerrados y golpea directamente hacia adelante con la mano izquierda. Mientras lo haces, gira el cuerpo hacia la derecha, estirando el brazo y haciendo que tus hombros estén lo más rectos posible. En primer lugar, enfócate en la forma y luego desarrolla velocidad y potencia.

Luego, da un puñetazo desde la derecha. Procura desplazarte sobre la bola del pie derecho mientras das este puñetazo. Si quieres aprender rápido, hazlo lentamente y enséñale primero a tu cuerpo la forma de los movimientos. Agregar potencia y velocidad será sencillo si tienes la forma correcta. En caso contrario, desacelerarás tu progreso considerablemente al tener que reaprender la forma correcta.

Practica el movimiento completo cada vez. Asegúrate de que tu brazo se estire completamente y luego regrésalo a su posición inicial. Cada puñetazo comienza y termina con el codo flexionado y la mano protegiendo tu cabeza.

Tu fuerza siempre proviene del centro de tu cuerpo. Aprende a bloquear. Desde la postura de pelea, imagina que otra persona de la misma altura que tú parada directamente frente a ti está lanzándote un puñetazo.

Extiende el antebrazo y utiliza la fuerza proveniente de tu tronco para moverlo a la izquierda o derecha y conectarlo con el brazo imaginario del oponente con la finalidad de desviar el golpe. A esto se le conoce como bloqueo interno y externo. Los bloqueos internos comienzan en la parte externa del cuerpo y se desplazan hacia adentro.

Por su parte, los bloqueos externos hacen lo opuesto. Practica los bloqueos con ambos brazos. Para aprender kung fu con rapidez, deberás fortalecer tanto tu lado dominante como el no dominante. Practica las patadas básicas. Al igual que con todo lo demás, necesitarás concentrarte primero en aprender la forma correcta.

Al principio, las patadas pueden parecer intimidantes, pero es posible descomponerlas en partes y practicarlas por separado. Si quieres aprender rápido, deberás ser diligente al aprender la forma correcta en las primeras etapas y practicar constantemente. Comienza practicando estas técnicas desde la postura de pelea.

Llévala lo más alto posible hacia tu hombro. Practica este movimiento para mejorar tu flexibilidad y mantén la rodilla por encima de la cadera para mejorar el equilibrio. Para realizar una patada frontal, lo siguiente que deberás hacer es extender la pierna hacia el frente, impulsarte desde la cadera y asegurarte de que la parte posterior de tu pie golpee a tu objetivo y lo aleje de ti.

Para realizar una patada lateral, extiende la pierna hacia adelante utilizando la fuerza desde la cadera mientras que tu pie apoyado en el suelo forma un ángulo de 90 grados para permitir el movimiento. Con esta patada, tu pie terminará en posición horizontal en lugar de vertical como lo hace en la patada frontal.

Para realizar una patada giratoria, imagina que pateas la cadera o más arriba de tu oponente con la parte superior del pie el mismo lugar con el que tocas una pelota de fútbol. Tu cadera sigue proporcionándote la potencia pero, en lugar de impulsarte hacia adelante, la fuerza del golpe se dirigirá hacia la izquierda o derecha dependiendo del pie con que patees.

El pie que todavía está en el suelo girará sobre la bola unos 90 grados con la finalidad de facilitar este movimiento. Después de hacer cada patada, asegúrate de regresar la rodilla hacia el pecho antes de bajarla. Dejar caer la pierna después de una patada es una forma incorrecta y no te ayudará a mejorar con rapidez.

Practica lentamente y utilizando la forma correcta. Procura mantener cada posición individual en la patada la rodilla arriba, la patada hacia afuera y el regreso de la rodilla hacia el pecho durante varios segundos con la finalidad de hacer que tu cerebro recuerde los movimientos adecuados.

Si practicas de esta manera, pronto lo harás de manera inconsciente y tus patadas se sentirán y parecerán como un movimiento uniforme. Practica los cambios de posturas.

Una vez que hayas dominado los movimientos individuales, practica el desplazamiento de una postura a otra con un golpe. Pasar de la postura de pelea a la del caballo puede darle una potencia adicional a tus golpes.

Mantén el pie izquierdo orientado hacia el cuerpo y rozando la rodilla derecha. Planta el pie izquierdo rápidamente a unos 90 cm a 1,2 m 3 a 4 pies y colócate en la postura del caballo con ambos pies apuntando hacia adelante.

Haz boxeo de sombra o practica con un saco de boxeo. Una vez que hayas dominado las posturas y formas básicas, necesitarás mucha práctica para mejorar rápidamente. Párate de manera ligera sobre las bolas de los pies y desplázate mientras lanzas puñetazos, pateas y bloqueas al aire o al saco de boxeo.

Si quieres aumentar tu resistencia, considera la posibilidad de practicar en rondas, como si estuvieras compitiendo en un torneo por ejemplo, una ronda de 3 minutos de movimiento intenso seguida de un descanso de 3 minutos y luego repetir.

Método 2. Consigue a un compañero de entrenamiento. Una manera rápida de mejorar y desafiarte es entrenar con un compañero. Bien, el siguiente paso es practicar en un Metro cuadrado estos combos de Kung fu Shaolin:.

Ahora que ya sabemos Kung fu, hay que complementarlo con entrenamientos y rutinas de acondicionamiento físico para Kung fu. Aquí te dejamos algunos vídeos y rutinas para que te hagas en casa en días alternos al aprendizaje o que los uses como calentamiento: Rutina de Piernas:.

Una de las cosas mas importantes que da el Kung fu es el estudio de la mente, el cuerpo y el espíritu. Filosofía y Sabiduría unidos en un Arte físico. Aquí te dejamos un par de videos para que los estudies y analices:. Es muy importante seguir formándote siempre ya que el Kung fu no es un Arte de 3 o 5 años, sino un estilo de vida.

Un camino que es infinito y que te va a dar luz a tu día a día. A partir de aquí, te recomendamos que sigas aprendiendo con nosotros o con alguna escuela cercana. Si quieres seguir con la Escuela Huwei y te pilla cerca de casa, acércate al Dojo y si no puedes, para eso tenemos los cursos online donde tenemos meses enteros de entrenamientos, con más de 50 clases de una hora grabadas y disponibles para hacer cuando puedas.

Si quieres saber más sobre estos cursos, accede a la pestaña CURSOS ONLINE. También tenemos experiencias de Retiros Shaolin donde entrenamos como se hace en china. Puedes ver uno a continuación:. Espero que te haya servido de ayuda esta guía para aprender Kung fu shaolin completamente gratis.

Puedes contactar con nosotros a través de nuestras redes sociales. Un fuerte abrazo y nos vemos en el camino de la vida. Shifu Dani Galindo ,. Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Type your email…. Seguir leyendo. Saltar al contenido. Posiciones Básicas de Kung fu y Primeros combos a estudiar.

Primeros 4 calentamientos de Kung fu Shaolin. Share this: Twitter Facebook.

Dicen que no hay nada Kung Fu Primeros Lugares Lugaees esta vida, Gana Jugando Bingo Online eso Prijeros no es cierto! ¡Apostar y ganar! Luugares Escuela Huwei llevamos compartiendo al mundo entero la posibilidad de aprender UF fu desde cualquier parte del Kung Fu Primeros Lugares, Prmieros través F videos, clases y Competencias premio de dinero. Solo se necesitan ganas. Así que si quieres aprender Kung fu y no tienes cerca un Dojo que lo enseñe o no tienes dinero para pagar las clases, aquí te dejamos una guía hecha completamente por el Shifu Dani Galindo donde vas a poder iniciarte en el Arte del Kung fu completamente gratis con todo el material que hay en Internet. Aquí tienes el vídeo donde se explican las primeras posiciones a aprender y los primeros combos. Empieza despacio. Míralas bien, practica y ve a tu ritmo:. Kung Fu Primeros Lugares

Kung Fu Primeros Lugares -

Un camino que es infinito y que te va a dar luz a tu día a día. A partir de aquí, te recomendamos que sigas aprendiendo con nosotros o con alguna escuela cercana. Si quieres seguir con la Escuela Huwei y te pilla cerca de casa, acércate al Dojo y si no puedes, para eso tenemos los cursos online donde tenemos meses enteros de entrenamientos, con más de 50 clases de una hora grabadas y disponibles para hacer cuando puedas.

Si quieres saber más sobre estos cursos, accede a la pestaña CURSOS ONLINE. También tenemos experiencias de Retiros Shaolin donde entrenamos como se hace en china. Puedes ver uno a continuación:.

Espero que te haya servido de ayuda esta guía para aprender Kung fu shaolin completamente gratis. Puedes contactar con nosotros a través de nuestras redes sociales.

Un fuerte abrazo y nos vemos en el camino de la vida. Shifu Dani Galindo ,. Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Type your email…. Seguir leyendo. Saltar al contenido. Posiciones Básicas de Kung fu y Primeros combos a estudiar. Primeros 4 calentamientos de Kung fu Shaolin. Mantén las rodillas dobladas. Allana las manos como si quisieras cortar a tu oponente.

Golpea con la mano derecha justo en frente de ti. Bloquea a tu oponente al tomarlo del brazo y expulsarlo con una patada pisotón. Acércate como un leopardo. Este movimiento es un poco menos directo y te brinda una oportunidad para huir si es necesario.

Adopta una postura de combate amplia apoyándote sobre la pierna trasera. Cuando estés listo para golpear, apoya tu peso hacia adelante, curva los dedos y golpea a tu oponente con la palma de la mano y con las crestas de los dedos en lugar de con el puño cerrado.

Sin embargo, debes hacerlo con mucho cuidado o podrías lastimarte. Vuela como una grulla. Este movimiento es muy pasivo. Con la posición de la gruña, espera a que tu oponente vaya hacia ti. Esta es la forma de hacerlo: Adopta la postura del gato, pero con los pies juntos.

Levanta los brazos hacia los lados distrayendo así a tu oponente. Mientras se acerca hacia ti, levanta el pie delantero que hasta el punto de apoyar únicamente la punta en el suelo y realiza tu patada favorita.

Salta como un tigre. Este movimiento es rápido, enérgico y eficaz. Esta es la forma de hacerlo: Adopta la postura de combate, pero de una forma más amplia. Básicamente, debes estar en cuclillas. Coloca las manos en frente de tus hombros formando unas garras que apuntan hacia el exterior.

Realiza una combinación de jabs y luego da una patada lateral al nivel de la garganta. Parte 4. Conoce las dos escuelas principales del Kung Fu. En los días en los que no practiques, lee a algunos exponentes de la literatura clásica del Kung Fu y del combate, tales como Sun Tzu, Bruce Lee, Tak Wah Eng, David Chow y Lam Sai Wing.

Ellos te enseñarán acerca de las dos escuelas que existen en el Kung Fu: [1] X Fuente de investigación Shaolin. Esta es la escuela más antigua del Kung Fu.

Esta es la escuela que la mayoría de las personas se imagina cuando piensa en Kung Fu. Wu Dung. Esta escuela es un poco más reciente y es una interpretación del concepto original del Kung Fu.

Consiste principalmente en la concentración, el zen y el poder interno. Piensa en los movimientos como en los de animales. En muchos de estos movimientos, es útil pensar en términos de animales, después de todo, ese es el origen de esta arte marcial.

También puede darte la mentalidad apropiada y permitirte aprovechar tu potencial. Existe una historia que cuenta que un hombre de Nueva Zelanda cavó un hoyo de 1 m 3 pies de profundidad y saltó dentro y fuera de él.

Con el tiempo, cavó a mayor profundidad y, poco a poco, se convirtió en un canguro humanoide. No solo debes pensar en animales mientras peleas, sino también cuando prácticas.

Los samuráis japoneses utilizaban la meditación para mejorar sus habilidades de pelea. Creían y con justa razón que les daba claridad y les ayudaba a ver cuál sería el verdadero ataque.

Les permitía despejar sus mentes y ver todo lo demás como si ocurriese de forma lenta. Hoy en día, esa manera de pensar sigue siendo válida. Solo tómate unos 15 minutos al día para meditar y podrías obtener equilibrio y poder interno. Mientras ocurre, todo parece ir en cámara lenta.

Este es el estado de meditación. Este estado pacífico y zen puede ser útil en el combate porque todo se vuelve más lento, lo que te permite reaccionar de manera más rápida. Practica, practica y practica. La única forma de convertirte en un verdadero artista del Kung Fu es seguir practicando.

Cuando lo haces solo, los movimientos podrían parecer torpes. Es posible que te veas como si no llegaras a ningún lado, pero si practicas a diario, meditas y lees literatura, puedes hacer del Kung Fu una forma de vida sin la cual no podrías vivir.

Practica en el aire, contra un saco de boxeo y con un amigo. Busca más desafíos a medida que mejoras. Siempre corrígete a ti mismo. Revisa el material del que estudias y asegúrate de seguirlo de la manera correcta. De lo contrario, lo que harás no será realmente Kung Fu. Cuando luches, procura utilizar tus pies y tus manos por igual.

Libera todo el potencial de tus extremidades. Realiza repeticiones de cada movimiento, y sincroniza tu mente y tu cuerpo para ser rápido y preciso. Procura conseguir libros que tengan instrucciones paso a paso para los diversos movimientos.

Obtén materiales de la mejor calidad. Una vez que hayas aprendido Kung Fu, no empieces a lastimar a las personas. Solo debes utilizarlo para defensa personal.

Ten cuidado cuando realices un entrenamiento de cualquier tipo. Siempre sé consciente de los riesgos y peligros que hay antes de que empieces. No alardees. Si tu objetivo principal al aprender Kung Fu es alardear ante los demás, es mejor que no lo practiques.

wikiHows relacionados. Acerca de este wikiHow. Coescrito por:. Yvonne Mo. Categorías: Artes marciales. En otros idiomas English: Learn Kung Fu Yourself.

中文: 自学功夫. Português: Aprender Kung Fu Sozinho. Deutsch: Kung Fu selbst lernen. Mientras retraes el brazo y tus hombros vuelven a alinearse con tu cadera, golpea con el segundo brazo de la misma forma. Exhala a medida que golpeas.

La respiración es una parte importante en el aprendizaje del kung fu, por lo que aprender primero la técnica correcta para respirar te ayudará a avanzar más rápido en tu entrenamiento.

Utiliza el tronco para potenciar tus puñetazos. En el kung fu, el poder proviene del torso y este golpe tiene como finalidad ejercitar esos músculos y fortalecerte con mayor rapidez.

Utiliza la torsión obtenida al retraer un puño para potenciar el siguiente. Asume una postura de pelea básica. Ponte frente al espejo y gira el cuerpo en un ángulo de 45 grados, con el pie y el hombro izquierdos hacia adelante. Tu pie derecho debe desplazarse hacia atrás y hacia la derecha. Si eres diestro, esta postura debe sentirse natural.

Siéntete cómodo y no separes las piernas a una distancia mayor a la de los hombros. Mantén las manos arriba para proteger tu cabeza, pero no apoyes los pies con mucha fuerza.

Esta postura es similar a la utilizada en el boxeo occidental y también es necesario practicarla a la inversa con la pierna derecha hacia adelante. Existen muchos estilos de kung fu aunque no todos que incluyen esta postura.

Aprende el puñetazo básico. Mantén los puños cerrados y golpea directamente hacia adelante con la mano izquierda. Mientras lo haces, gira el cuerpo hacia la derecha, estirando el brazo y haciendo que tus hombros estén lo más rectos posible.

En primer lugar, enfócate en la forma y luego desarrolla velocidad y potencia. Luego, da un puñetazo desde la derecha. Procura desplazarte sobre la bola del pie derecho mientras das este puñetazo. Si quieres aprender rápido, hazlo lentamente y enséñale primero a tu cuerpo la forma de los movimientos.

Agregar potencia y velocidad será sencillo si tienes la forma correcta. En caso contrario, desacelerarás tu progreso considerablemente al tener que reaprender la forma correcta. Practica el movimiento completo cada vez. Asegúrate de que tu brazo se estire completamente y luego regrésalo a su posición inicial.

Cada puñetazo comienza y termina con el codo flexionado y la mano protegiendo tu cabeza. Tu fuerza siempre proviene del centro de tu cuerpo. Aprende a bloquear. Desde la postura de pelea, imagina que otra persona de la misma altura que tú parada directamente frente a ti está lanzándote un puñetazo.

Extiende el antebrazo y utiliza la fuerza proveniente de tu tronco para moverlo a la izquierda o derecha y conectarlo con el brazo imaginario del oponente con la finalidad de desviar el golpe. A esto se le conoce como bloqueo interno y externo.

Los bloqueos internos comienzan en la parte externa del cuerpo y se desplazan hacia adentro. Por su parte, los bloqueos externos hacen lo opuesto. Practica los bloqueos con ambos brazos. Para aprender kung fu con rapidez, deberás fortalecer tanto tu lado dominante como el no dominante.

Practica las patadas básicas. Al igual que con todo lo demás, necesitarás concentrarte primero en aprender la forma correcta. Al principio, las patadas pueden parecer intimidantes, pero es posible descomponerlas en partes y practicarlas por separado.

Si quieres aprender rápido, deberás ser diligente al aprender la forma correcta en las primeras etapas y practicar constantemente. Comienza practicando estas técnicas desde la postura de pelea. Llévala lo más alto posible hacia tu hombro. Practica este movimiento para mejorar tu flexibilidad y mantén la rodilla por encima de la cadera para mejorar el equilibrio.

Para realizar una patada frontal, lo siguiente que deberás hacer es extender la pierna hacia el frente, impulsarte desde la cadera y asegurarte de que la parte posterior de tu pie golpee a tu objetivo y lo aleje de ti.

Para realizar una patada lateral, extiende la pierna hacia adelante utilizando la fuerza desde la cadera mientras que tu pie apoyado en el suelo forma un ángulo de 90 grados para permitir el movimiento.

Con esta patada, tu pie terminará en posición horizontal en lugar de vertical como lo hace en la patada frontal. Para realizar una patada giratoria, imagina que pateas la cadera o más arriba de tu oponente con la parte superior del pie el mismo lugar con el que tocas una pelota de fútbol.

Tu cadera sigue proporcionándote la potencia pero, en lugar de impulsarte hacia adelante, la fuerza del golpe se dirigirá hacia la izquierda o derecha dependiendo del pie con que patees.

El pie que todavía está en el suelo girará sobre la bola unos 90 grados con la finalidad de facilitar este movimiento. Después de hacer cada patada, asegúrate de regresar la rodilla hacia el pecho antes de bajarla.

Dejar caer la pierna después de una patada es una forma incorrecta y no te ayudará a mejorar con rapidez. Practica lentamente y utilizando la forma correcta. Procura mantener cada posición individual en la patada la rodilla arriba, la patada hacia afuera y el regreso de la rodilla hacia el pecho durante varios segundos con la finalidad de hacer que tu cerebro recuerde los movimientos adecuados.

Si practicas de esta manera, pronto lo harás de manera inconsciente y tus patadas se sentirán y parecerán como un movimiento uniforme. Practica los cambios de posturas. Una vez que hayas dominado los movimientos individuales, practica el desplazamiento de una postura a otra con un golpe.

Pasar de la postura de pelea a la del caballo puede darle una potencia adicional a tus golpes. Mantén el pie izquierdo orientado hacia el cuerpo y rozando la rodilla derecha.

Planta el pie izquierdo rápidamente a unos 90 cm a 1,2 m 3 a 4 pies y colócate en la postura del caballo con ambos pies apuntando hacia adelante. Haz boxeo de sombra o practica con un saco de boxeo. Una vez que hayas dominado las posturas y formas básicas, necesitarás mucha práctica para mejorar rápidamente.

Párate de manera ligera sobre las bolas de los pies y desplázate mientras lanzas puñetazos, pateas y bloqueas al aire o al saco de boxeo.

Este artículo fue coescrito por Yvonne Mo. Kung Fu Primeros Lugares Mo es coach Competencias premio de dinero acondicionamiento físico y Lugaees, además de instructora de kung Lugarez. Con más de 21 años de experiencia en la industria de la adecuación física Lujo en carteras premiadas las Pimeros marciales, se especializa en combinar y enseñar modalidades de ejercicios y salud tanto orientales como occidentales que incluyen tai chi, acupuntura deportiva, medicina china y ventosas de fuego. Yvonne obtuvo sus certificaciones como entrenadora personal a través de la Asociación Nacional de Fuerza y Acondicionamiento Físico y del Colegio Americano de Medicina Deportiva. En este artículo, hay 7 referencias citadas, que se pueden ver en la parte inferior de la página. Este artículo ha sido visto veces.

Author: Kakus

5 thoughts on “Kung Fu Primeros Lugares

  1. Ich denke, dass Sie nicht recht sind. Ich biete es an, zu besprechen. Schreiben Sie mir in PM, wir werden umgehen.

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com