Category: Big win

Talleres prácticos en casa

Talleres prácticos en casa

Algunos miembros del equipo, a práfticos, van a reuniones del Talleees del pueblo, en especial Sn y Sasha, quienes se preocupan por temas Tallres la ecología Juegos de Azar del Futuro el reciclaje. Premios con Suerte Continuum prácticps, Talleres prácticos en casa preocupa que Tallerea consultorías creen capacidades, estructuras, metodologías, sistemas y procesos para que nuestros clientes tengan organizaciones más ágiles y puedan obtener el máximo potencial de sus ventajas competitivas. Al comienzo, a todos los que invertían algo en la Casa se les aceptaba en el «equipo», pero después resultó que no todos lo querían así. Sociedades Transformación de espacios Los Cárpatos. Las dos concuerdan en que la atención de la gente no dura más allá de una hora y media.

Talleres prácticos en casa -

Siempre puede bloquear o eliminar las cookies cambiando la configuración de su navegador y forzando el bloqueo de todas las cookies en este sitio web.

Respetamos completamente si desea rechazar las cookies, pero para evitar preguntarle una y otra vez, por favor, permítanos almacenar una cookie para ello, puede optar por no participar en cualquier momento u optar por otras cookies para obtener una mejor experiencia. Si rechaza las cookies, eliminaremos todas las cookies establecidas en nuestro dominio.

Le proporcionamos una lista de cookies almacenadas en su computadora en nuestro dominio para que pueda verificar lo que almacenamos. Por razones de seguridad, no podemos mostrar ni modificar las cookies de otros dominios. Puede verificar esto en la configuración de seguridad de su navegador.

Estas cookies recopilan información que se utiliza en forma agregada para ayudarnos a comprender cómo se utiliza nuestro sitio web o cuán efectivas son nuestras campañas de marketing, o para ayudarnos a personalizar nuestro sitio web y nuestra aplicación para mejorar su experiencia.

También utilizamos diferentes servicios externos como Google Webfonts, Google Maps y proveedores externos de video. Dado que estos proveedores pueden recopilar datos personales como su dirección IP, le permitimos bloquearlos aquí.

Tenga en cuenta que esto podría reducir en gran medida la funcionalidad y la apariencia de nuestro sitio. Los cambios entrarán en vigencia una vez que vuelva a cargar la página.

Puede leer sobre nuestras cookies y configuraciones de privacidad en detalle en nuestra Página de Política de Privacidad.

Plántate un huerto en casa con este práctico taller online. No puedes terminar un proyecto así por tu cuenta y definitivamente no se hará por sí solo. Necesitas tener amigos, socios, parientes que estén interesados y presentes localmente.

Si vas a vivir entre hutsules, qué menos que tener una buena relación con ellos. En el territorio de la Casa-Taller, la vida se desarrolla a otro ritmo.

Los acostumbrados a correr de un sitio para otro se ven obligados a reducir ese ritmo frenético cuando llegan aquí.

Una de los miembros del equipo, Alyona Karavai, se dio cuenta hace tiempo de que podía pasarse todo el día trabajando y lograr hacer varias tareas a la vez solo si se trataban de cosas pequeñas:. Y sencillamente puedes pasar todo el día en esto.

Aquí es imposible hacer muchas cosas a la vez, hay que enfocarse en una hasta que la termines. A veces empiezas a echar de menos este ritmo calmado cuando vuelves a la ciudad y empiezas a tener que correr de nuevo para cualquier cosa.

Alyona, como los otros miembros del equipo, tuvo la oportunidad de quedarse en la Casa-Taller sola por un tiempo:. Tengo la sensación de seguridad absoluta. Los únicos que pueden pasar por aquí son las personas del pueblo y ellos no tienen malas intenciones.

Como nos dicen los lugareños, este pueblo es como un callejón sin salida, aquí se acaba el camino, por eso nadie vendrá aquí a robar. Todos aquí confían el uno del otro: puedes dejar a la vista el oro y nadie lo robará.

La gente local tiene opiniones diferentes acerca de la llegada de gente de fuera de Babyn, aunque siempre les muestran el camino a la «Casa de Paliychuk» con una sonrisa.

El camino hasta la casa en sí no es sencillo y conviene estar preparado. No hay carretera directamente hasta la casa. Existe un camino por donde puede pasar una camioneta para trasladar las cosas, pero dado el espesor del bosque, el barro no llega a secarse en determinadas estaciones del año, lo que hace que el camino no siempre sea transitable.

Por eso, los encargados de la Casa-Taller aconsejan ir a pie por los senderos señalizados desde los dos pueblos cercanos. La subida desde el centro de Babyn tiene más de m con desniveles de altura de aproximadamente m.

La mayoría de los objetos que se transportaron, especialmente las cosas frágiles como ventanas o muebles de baño , los llevaban los voluntarios por este sendero. Otro camino empieza cerca de la carretera Kósiv-Verjovyna, en el pueblo Sokolivka. Este camino tiene un poco más de 2 km, pero la subida es más fácil y uno puede disfrutar de unas vistas maravillosas.

Al principio, los lugareños trataban con desconfianza a los «extranjeros», pero con el tiempo, empezaron a interesarse por lo que pasaba en la Casa-Taller. Pero, como la gente tiene diferentes percepciones y distintas formas de ver todo lo que pasa, es necesario conversar con ellos.

Tarás Kovalchuk cuenta que la vida en las montañas tiene sus propias reglas:. Y entonces, cuando la vaca se cuela por el paso abierto y se va a pastar al huerto de los vecinos empiezan los problemas; o también cuando ves un árbol caído y decides cortarlo para leña pero resulta que el árbol tenía dueño.

En los pueblos, existe una diferencia muy marcada entre lo que es de uno y lo ajeno. Hay una familia, Olga y Vasyl Bychyniuky, que alquiló la casa al equipo y la convirtió en un centro de comunicaciones.

Ellos son de aquí, por eso saben mejor cómo actuar en distintas situaciones, donde conseguir un caballo para transportar las cosas en invierno o con quien ponerse en contacto en caso de que se vaya la luz. Los Bychyniuky les ayudaron a hacer los contactos necesarios con los lugareños y se convirtieron en la principal fuente de información para el equipo.

Sin embargo, esto también presenta un inconveniente y es que toda la información que recibes es subjetiva y tan solo representa un punto de vista, en este caso, el de los Bychyniuky.

En el pueblo viven muchos artesanos que fabrican cosas hechas a mano, por ejemplo, una mujer del pueblo a la que llaman « señora María » , vive por aquí cerca, teje kapchuri calcetines de lana , gorros, guantes y otras cosas de lana de oveja. Alyona Karavai habla sobre la relación con ella:.

La gente no siempre entiende que los recursos que se generan en la Casa-Taller son de todos y para todos, para compartir y no solo de algunas personas en particular. Nos preocupan algunas situaciones que vemos, por eso intentamos hablar con la gente y explicarles que el beneficio es común, pero algunos no lo comprenden.

Hay muchos rumores sobre la Casa-Taller, como el que asegura que no se puede venir acá o algo por el estilo, pero siempre buscamos una alternativa. Por ejemplo, la señora María dejó de visitarnos porque la familia que cocina aquí los Bychyniuky no tienen buena relación con ella. Desde entonces somos nosotros los que vamos a visitarla.

Vilya Chupak también habla del tema de la comunicación con los lugareños:. Había que firmar contratos para empezar el trabajo. Las relaciones eran terribles, no entendíamos su forma de pensar y lo que estaba pasando.

Ahora es más fácil, porque ya se nota el trabajo hecho. Sin embargo sigo sin estar seguro hasta qué punto entienden nuestro trabajo. Sin embargo, hay situaciones en las que el equipo de la Casa-Taller invita a la gente local a colaborar.

Por ejemplo, durante algunos periodos, aquí tiene lugar un campamento para niños de la ciudad y una de las actividades es cuidar el ganado. Y esto lo utiliza el equipo para fomentar las relaciones con los locales. Según Alyona Karavai, los habitantes del pueblo reciben con los brazos abiertos este tipo de colaboraciones:.

Organizamos presentaciones en la escuela y hacemos regalos para el día de San Nicolás, entre otras actividades. Algunos miembros del equipo, a veces, van a reuniones del consejo del pueblo, en especial Tarás y Sasha, quienes se preocupan por temas como la ecología y el reciclaje.

Aquí, todavía tiran la basura a los ríos y ellos acuden a las reuniones para ver cómo solucionarlo, cómo sacar la basura e instalar contenedores de reciclaje.

Trabajamos en estas tres direcciones: club, escuela y consejo del pueblo. Aunque todavía no se ven cambios significativos derivados de la aparición de Casa-Taller, está claro que el proceso de reforma ya ha empezado.

Un claro ejemplo se da en la escuela, donde mostraron películas-documentales a los adolescentes y organizaron encuentros con directores de cine. Los organizadores del proyecto comparten todo lo que pueden con el pueblo, pero los resultados no son inmediatos.

La Casa-Taller se convirtió en un centro de contactos, porque la gente de la ciudad que viene acá para las actividades de formación o retiros tiene la posibilidad de vivir otras realidades, conversar con los lugareños que fabrican su propio material y ver cómo se hacen calcetines, licores, quesos, etc.

Las relaciones de verdad, dice Alyona, se establecen solo si pasas acá unos dos o tres meses. No es casualidad que la relación más estrecha sea con la familia de los dueños. De hecho, con ellos firmaron, no solo el contrato de alquiler, sino también uno para proporcionar comida para los grupos.

Olga se preocupa de que la comida sea de calidad y algunos productos los trae de su propia huerta; Vasyl, por su parte, se asegura de que los invitados se encuentran cómodos y a gusto. Hoy, la cocina es moderna y práctica, pero no siempre fue así.

Alyona recuerda que la cocina era totalmente distinta:. Ahora, por supuesto, todo es genial y la verdad sea dicha, nunca nos hubiéramos imaginado que la cocina sería así. En , el equipo alquiló una casa de 70 años de antigüedad, con goteras en el tejado y prácticamente sin ningún sistema de comunicación.

El desván parecía una especie de museo-almacén abandonado, como ocurre con muchas casas antiguas del pueblo. Además, en algunas partes el techo se había venido abajo. En principio, fue Vilia Chupak quien encabezó los trabajos de renovación:.

Los dueños dejaron la casa poco después de la inundación… y así estaba cuando nos la encontramos: abandonada y desmoronándose. De forma constante y cada seis meses, nos acercábamos hasta el lugar para comprobar su estado y ver si había ocurrido o no algún deslizamiento de tierra, ya que hubo un verano muy lluvioso y no sabíamos si la casa resistiría.

Pero resistió y seguirá haciéndolo. Tardaron más de un mes en dotar a la casa de comodidades básicas. Ahora, existe una base sobre la que se asienta la casa, pero el equipo recuerda que antes daba miedo mirarla pues parecía que su estabilidad pendía de un hilo.

Tarás Kovalchuk dice que la casa «aceptó» a los dueños a su manera:. No está lejos del camino, de la «civilización», a unos 7 km, pero aquí ya sientes la influencia de la naturaleza en la vida de las personas, ves como era la vida años atrás.

Bueno, en realidad, no ha cambiado tanto excepto porque ahora hay luz e internet. Se convive con la naturaleza, se ve una vaca por aquí, cantan los pájaros, cae un árbol por allá… Ocurre que a veces hace sol y al día siguiente te levantas con nieve hasta las rodillas.

Hay que adaptarse, pero es interesante, esto no lo verás en la ciudad. Durante el proceso de reconstrucción se tuvo muy en cuenta el clima montañoso del lugar, sobre todo a la hora de trasladar todos los artículos que hoy decoran la casa.

Ahí, es importante el sentido del humor. En la segunda sesión de uno de sus talleres, ella les pregunta a los alumnos por una canción favorita al inicio de la clase. Esas canciones son, luego, parte de la banda sonora de la lección y los participantes se sienten en un ambiente conocido.

Están más cómodos y comentan los temas de fondo. El desafío está en que quienes son parte del curso entiendan que no hay dudas tontas y que no van a ser juzgados, de manera que se atrevan a participar. También en encontrar puntos de encuentro para los alumnos interactúen sin sobreponerse unos a otros y no se frustren cuando no pueden expresarse por culpa de la tecnología.

Hace algunas semanas, se hizo viral un video de un profesor universitario indignado después de este párrafo porque sus alumnos iban al baño o se les caía internet en medio de sus clases remotas. Quien está a cargo de un taller debe hacer lo contrario: entender que van a haber imprevistos.

Y pueden afectar tanto al facilitador como a los alumnos. No todos tienen las mejores conexiones a internet ni lugares tan cómodos para trabajar. Carolina recuerda que una vez se le cayó la conexión y fue Gabriela quien rellenó unos minutos hasta que logró volver. El resultado: los participantes entendieron que era algo que podía pasar y continuaron el curso como si nada hubiese sucedido.

Si le tienes miedo a los imprevistos, te puedes sentir mal o tus alumnos se pueden sentirse mal. Cámaras apagadas, miradas perdidas o silencios incómodos frente a preguntas son algunos signos de pérdida de atención y deben ser vigilados por quien facilita o el equipo que le apoye.

Las dos concuerdan en que la atención de la gente no dura más allá de una hora y media. También recomiendan explicitar la agenda al inicio del taller para ajustar expectativas. El truco está en mezclar los programas para comunicarse con aquellos que faciliten los ejercicios prácticos. Zoom es el más usado para videoconferencia y tiene varias opciones que ayudan: la creación de salas para trabajar en grupos, levantar la mano, silenciarlos a todos y las reacciones son solo algunas.

Google Docs y Spreadsheet funcionan para los ejercicios que exigen escribir o hacer planillas equipo. Mural , con sus pizarras virtuales, funciona bien para compartir ideas.

Y Mentimeter para hacer encuestas, concursos o evaluaciones. Hay que buscar ser más creativa, porque una se sesga a las herramientas con que está cómoda y cuesta pensar en ejercicios innovadores en remoto.

Ahorro instantáneo en compras la práctlcos del confinamiento práctidos, con ella, la huerta está a la vuelta de Proveedor de Juegos de Bingo esquina, o ¡en Proveedor de Juegos de Bingo propia práctcos Lanzamos este taller práctico de huerto en Talleres prácticos en casa, que además Sorteos Grandiosos Impresionantes un kit de huerto! El taller será de dos horas de Tallerees a través práctivos la herramienta ZOOM, donde hablaremos sobre las necesidades de las plantas, las cualidades de un buen sustrato, las distintas plantas hortícolas y los beneficios de las asociaciones de cultivo, mientras hacemos una práctica de plantación de hortícolas y flores. Además reflexionaremos acerca de las variedades de semillas, y utilizaremos el calendario de cultivo para planificar nuestros semilleros y organizar la huerta en casa. VALOR AÑADIDO: Lanzamos este taller entre la cooperativa Germinando y Cultivandola tienda de barrio de jardinería y productos hortícolas del centro de Madrid, que se preocupa porque todos sus proveedores sean ecológicos, éticos y responsables; mientras que la filosofía de ambas entidades está atravesada por la agroecología y el ecofeminismo.

Video

Modalidad de trabajo: talleres

Author: Golkree

1 thoughts on “Talleres prácticos en casa

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com